Terlusología y tipologías respiratorias

Terlusología

La técnica que revoluciona todas las teorías y prácticas relacionadas con el manejo de la respiración.

Si eres logopeda/ fonoaudiólogo, cantante o practicas algún deporte, éste artículo te abrirá una nueva perspectiva para descubrir cómo puedes lograr una mayor eficacia con menor esfuerzo.

La Terlusología es una técnica que conocí en el 2006 a través del libro “Sonne, Mond und Stimme”. Aunque el planteamiento resultaba interesante, comencé a introducirlo en mis talleres tímidamente, sin embargo, las evidencias y resultados me fueron animando. En los últimos años lo he integrado sistemáticamente a mi trabajo, consiguiendo así resultados más rápidos en casos de disfonía, problemas respiratorios o potencia de la voz.

La Terlusología (Terlusollogie®) se basa en el conocimiento de dos tipos diferentes de respiración y constitución corporal, distinguiendo entre el tipo exhalador activo y el inhalador activo. Le debemos este descubrimiento a Erich Wilch (1923-2000), y el posterior desarrollo de su trabajo a la médica Charlote Hagena (+1909) y a su hijo, Christian Hagena. Aquí haremos una breve reseña de sus elementos principales. Quien quiera profundizar, puede consultar en la bibliografía. Por el momento, todo está escrito en alemán, pero ya existen algunas traducciones al inglés.

El sol y la luna ejercen una enorme y opuesta  influencia sobre toda la vida en nuestro planeta. Una de ellas es que, cuando nacemos, estos astros determinan nuestro centro respiratorio. Si el sol es la influencia predominante, en las siguientes semanas desarrollaremos una fisiología de exhalación activa. Por el contrario, si la influencia de la luna es la que destaca, desarrollaremos una inhalación activa.

Para  saber cuál es nuestro patrón respiratorio, bastará con revisar el calendario de Hagena y ver qué influencias había en el día, año y lugar en el que nacimos. Por ejemplo, el 21 de junio, en el hemisferio sur, el sol está al 1% y en el hemisferio norte al 100%. El 21 de septiembre está en ambos hemisferios en torno al 50%. A su vez, la luna llena se corresponde con un 100% y la nueva con un 1%. Entre el 1 y el 100% del sol y el 1 y 100% de la luna, cada cual con sus ciclos, uno cada año y el otro cada 28 días, encontramos todo tipo de combinaciones. Podemos tener un 60% de sol y un 80% de luna. Es decir, el sol y la luna no tienen que sumar 100%. Lo determinante será conocer qué astro tuvo el porcentaje y, por tanto, la influencia mayor en el momento de nuestro nacimiento.

Vivir contranatura nos demanda mucho más esfuerzo y es menos efectivo. Vivir según nuestro tipo constitutivo respiratorio es hacerlo según nuestra naturaleza. He trabajado la influencia de estas tipologías en la voz, que es también el ámbito hasta el momento más desarrollado en Alemania y Suiza, y he podido observar cómo teniendo en cuenta las indicaciones y recomendaciones para potenciar nuestra respiración natural, la voz sale con mayor potencia y menor esfuerzo. Y lo decisivo es que, al igual que ocurre con los sonidos de nuestro nombre (Terapia holística de la voz y el lenguaje ®), nos ayuda a conectar con nuestra verdadera voz, lo que hará que lleguemos mejor y que transmitamos con mayor autenticidad.

Estas tipologías tienen correspondencia con toda la fisionomía corporal. Hagena habla de una estructura de la piel opuesta según sea la tipología. Habla de zonas de mayor riego sanguíneo (zonas de extensión o zonas de calor), y zonas con menos riego (zonas de contracción o zonas frías). Las enfermedades o lesiones surgen, a menudo, de una inversión de estas condiciones. Factores emocionales y de estrés pueden producir una inversión de los patrones corporales naturales provocando, a su vez, otras dolencias físicas y viceversa. Corrigiendo estas zonas, volviendo a nuestro patrón natural, nos sentiremos mejor tanto física como emocionalmente.

Teniendo en cuenta estas zonas de contracción y de expansión según la tipología, vemos que hay ciertos movimientos que ayudan a expandir y otros a contraer. De ahí, que en los ejercicios de voz  de mi libro “La fuerza curativa de la voz y la palabra”, en algunas ocasiones se indique realizar uno u otro movimiento según el patrón respiratorio. En los talleres me resulta más fácil poder especificar con mayor exactitud el movimiento que deberá hacer cada uno al contemplar tanto su nombre como su tipología. No obstante, expondré algunas indicaciones generales que ayuden a comprender los ejercicios, tanto de mi libro como de los talleres, además de poder serles útiles para otros ámbitos de la vida.

Existen pautas que pueden tener en cuenta al realizar cualquier ejercicio (yoga, pilates, ejercicios vocales):  Los ejercicios corporales y de voz que favorecen la expiración abdominal y activa, potenciarán el patrón solar. Los que activan una inspiración desde el centro del pecho, favorecen al patrón lunar. Dentro de mis ejercicios incluidos en el libro antes mencionado, hay ejercicios claramente solares y otros claramente lunares, pero la mayoría son neutrales y con una leve modificación en el gesto corporal, los adapto a la tipología del paciente, para que tengan una mayor acción terapéutica, sobre todo si existe disfonía o algún tipo de dificultad de potencia de la voz, o de la respiración.

A continuación les dejo un extracto de mi libro La fuerza curativa de la voz y la palabra, con algunas características que pueden ayudarlos a darse cuenta de si viven según su tipología y que también nos les ayudarán a reforzarla.

Tipología solar

  • Para llenarse de energía espira enérgicamente.
  • En reposo escuchamos su espiración. Después de una pausa, inspira pasiva y silenciosamente.
  • La espiración le aporta fuerza física, poniendo el énfasis del esfuerzo corporal en el momento de espirar. Esto se ve claramente si al hacer un abdominal, prefiere subir espirando en vez de inspirando.
  • Le resulta agradable y fácil sentarse con la espalda recta sin apoyo e incluso tiene la tendencia a inclinarse hacia adelante. También su andar es bastante recto.
  • Generalmente está más activo durante el día, especialmente por la mañana. Trasnochar le puede resultar nefasto, sobre todo si su porcentaje de sol es muy alto y el lunar muy bajo, ya que cuanto más contraste en los porcentajes haya, más claramente estarán definidas las características.
  • La posición del cuello, sobre todo al cantar o tocar instrumentos, tiende a inclinarse hacia abajo.
  • Le gustan los masajes enérgicos en la espalda, piernas y cuero cabelludo, que son sus zonas de contracción. Prefiere calor y suavidad en la cara, el cuello, los glúteos y la pelvis, que son sus zonas de expansión. Aunque parezca contradictorio, según Hagena, el solar tiene más zonas de contracción y frío que el lunar. El solar irradia calor, por eso tiene menos necesidad de calor que el lunar.

Imagen 1: Posición muñecas, espaldas y piernas solar

 

Recomendaciones para vitalizar la tipología solar:

Ante todo, hemos de considerar que el estrés y la enfermedad invierten nuestras preferencias y sanas costumbres. Sin embargo, las indicaciones que anteceden y preceden vitalizan al solar, aportando fuerza a su voz y, por tanto, a todo su ser. Será importante tenerlas en cuenta en la realización de los ejercicios de voz, sobre todo en la etapa inicial, donde implicamos bastante al movimiento corporal. A medida que vayamos reduciendo los movimientos corporales en pos de una mayor movilidad en nuestro lenguaje, también todo lo referente a la tipología respiratoria habrá pasado a un plano automático e inconsciente, como debe ser.

  • Aplicaciones de calor y masaje suave en el cuello, el cinturón pélvico y la cara.
  • Masaje de presión, intenso o masaje enérgico en el sentido del corazón hacia la periferia en los brazos, la espalda, las piernas y el cuero cabelludo. Tenemos en cuenta esto cuando hacemos los masajes sonoros, donde combinamos la cualidad del tocar de cada sonido con las necesidades de la tipología.
  • Movimientos de presión y contracción, lentos y guiados.
  • Posturas con implicación muscular, como es la “sentadilla” de la posición de Tai Chi o Chi Gong.
  • Apoyo en la pierna izquierda.
  • Apoyo y presión sobre la parte delantera de la almohadilla de los pies, especialmente del izquierdo. (Foto1)
  • Movimientos de muñecas, como quebrando la muñeca hacia afuera.
  • Movimientos de brazos y manos (contemplando la posición de la muñeca) hacia adentro y hacia abajo, concentrándose en la zona pélvica, lugar en el que se encuentra el hara del solar, que tiene su sostén respiratorio en el suelo pélvico. La respiración consiste en comprimirse activamente, vaciándose completamente, y dejando luego que el fuelle se llene pasivamente. Los movimientos de contracción ayudan a ese vaciado que ampliará nuestra capacidad respiratoria. (Foto 1)
  • Al cantar o hablar nos ayudará llevar la postura del cuello levemente hacia abajo. (Foto1)
  • El solar es el tipo estático. Si está cansado, el permanecer tranquilo, quieto e interiorizado en sí mismo, le devolverá su vitalidad.

 

Tipología lunar

  • Para llenarse de energía, inspira, llenando su pecho. (Foto4)
  • En reposo, escuchamos su inspiración. Después de una pausa, exhala pasiva y silenciosamente el aire.
  • La inspiración le aporta fuerza física, poniendo el énfasis del esfuerzo corporal en el momento de inspirar. Esto se ve claramente si al hacer un abdominal prefiere subir inspirando, en vez de espirando.
  • En su postura sentado tiende a reclinarse hacia atrás e incluso a subir y estirar las piernas. (Foto2)
  • Al caminar suele balancear mucho los brazos y su espalda está móvil, dando un aspecto suelto y ligero.
  • Madrugar  puede resultarle nefasto, sobre todo si su porcentaje de luna es muy alto y el solar muy bajo. En este caso, puede soportar bien estar activo por la tarde-noche. Cuanto más contraste en los porcentajes haya, más claramente estarán definidas las características.
  • La posición del cuello tiende hacia arriba, sobre todo al cantar o tocar instrumentos. (Foto 2)
  • Le gustan los masajes suaves en la espalda, el pecho, las piernas y el cuero cabelludo, que son sus zonas de expansión, también llamadas zonas cálidas. La contracción, masaje enérgico y frío, activa sus zonas frías y de contracción, que son la cara, el cuello, los glúteos y la pelvis. El lunar tiene más zonas de expansión y calor que el solar, por eso necesita más calor.

Imagen 2: Posición lunar.

 

Recomendaciones para vitalizar la tipología lunar

  • Aplicaciones de calor y masaje suave en la espalda, el pecho, los brazos,las piernas y el cuero cabelludo.
  • Masaje suave de la periferia hacia el corazón. Tenemos en cuenta esto cuando hacemos los masajes sonoros, de modo que si fuera necesario, combinaremos la cualidad del tocar de cada sonido con las necesidades de la tipología.
  • Movimientos libres en péndulo, ligeros o expansivos.
  • Para aguantar más de pie, evitar posturas con implicación muscular (flexión de rodillas) y sostenerse con el esqueleto, tensando las rodillas.
  • Apoyo en la pierna derecha.
  • Para sentirse más arraigado conectar con los talones en vez de hacerlo con la pelvis y parte delantera del pié como el solar. Pisar marcando bien los talones le fortifica.
  • Movimientos de muñecas blandos como en la postura de tocar las castañuelas. (Foto 3)
  • Movimientos de brazos y manos hacia afuera, hacia la periferia, expansivos, abriendo sobre todo la zona del pecho, que es donde se encuentra el hara del lunar. La respiración lunar consiste en ampliar activamente la inspiración, ensanchando los pulmones y el pecho. Los movimientos de apertura le ayudan a llenarse, ampliando su capacidad respiratoria. (Foto 2)
  • Al cantar o hablar le ayudará llevar la postura del cuello levemente hacia atrás.
  • El lunar es el tipo móvil y expansivo. Si está cansado, el movimiento y salir hacia afuera, lo revitalizará.

 

Si prestamos atención a las indicaciones del solar y del lunar veremos que en las escuelas de canto, logopedia y también, en lo referente a la salud corporal, la tendencia solar está más instaurada. Generalmente, se habla de conectar con el diafragma, de sacar el aire, de flexionar las rodillas y de estar bien erguido. De modo que si somos solares y estudiamos canto o hacemos Pilates, Chi Qong o Tai Chi, nos sentiremos a gusto. Sin embargo, estas indicaciones pueden causar estragos en la voz de un lunar, sobre todo si es realmente obediente. Cierto es, que si las personas están conectadas con su naturaleza, manejarán estas polaridades de manera intuitiva. Un profesor de canto una logopeda lunar, posiblemente hagan más ejercicios de inspiración y movimientos sueltos y ligeros.

Es interesante destacar que, más allá de la técnica que utilicemos, conectaremos de manera especial con un profesor o logopeda que tenga nuestra misma tipología, y que esté en resonancia consigo mismo, pues esto también podrá ayudarnos a nosotros. Sin embargo, teniendo en cuenta que la intuición y la percepción muchas veces permanecen ausentes, no está demás sistematizar esta sabiduría para poder aplicarla conscientemente. Siendo yo solar, la Terlusología me ayudó a trabajar más respetuosamente con los lunares. Antes de conocer esta herramienta mis sesiones eran predominantemente solares. A partir de haberla incorporado en mis trabajos, tengo muy en cuenta a los lunares, con los que hago los ejercicios adecuados para ellos, aunque a mí no me sienten tan bien ni me gusten tanto, ya que  soy consciente de los grandes beneficios que les reportan.

Mi experiencia en este campo me ha permitido constatar una y otra vez, que esta técnica es altamente útil, por lo que animo a los estudiantes a practicarla. Hay algunos logopedas que ya lo están haciendo con resultados sorprendentes. Pacientes con los que no avanzaban, generalmente lunares, a los que, al poner el énfasis en la inspiración y el ensanchamiento del pecho, en lugar de trabajar sobre la espiración y la zona abdominal, pudieron ayudar en poco tiempo a lograr importantes cambios.

 

Imagen 3: Postura lunar de las muñecas.

Imagen 4: Postura lunar, abrir pecho.

 

 

Enlaces relacionados, donde también encontrarán bibliografía:

Cálculo del patrón respiratorio: http://hagena.name/allgemein/allgemein.html

www.hagena.info, DrHagena,“Konstitution und Bipolarität” und “Grundlagen der Terlusollogie”

www.seidler-winkler.de, Brigitte Seidler-Winkler, “ImAtemnholensindzweierleiGnaden”

www.atemypen.ch

Más sobre su creador:

Erich Wilch (Alemania +1923) se crió en una familia de campesinos, lo que le permitió observar la influencia que el sol y la luna ejercían sobre plantas y animales, percibiendo que las fuerzas solares contraen la materia y las lunares la expanden.

Por otro lado, desde pequeño tomó clases de violín, observando las diferentes indicaciones que recibía de unos maestros y otros, respecto a la postura. Algunas le iban bien y otras no tanto, lo que le sorprendió. Más adelante estudió música y deporte, interesándose especialmente por las leyes y polaridades del movimiento y la anatomía. Esto, sumado a la observación, lo llevaría a pensar, que existía un comportamiento polar del cuerpo y la respiración, que daba por resultado, que los movimientos útiles para una persona pudieran ser nocivos para otra.

Durante la segunda guerra mundial estuvo tres años reclutado en Egipto. Bajo condiciones climáticas extremas, pudo constatar que la polaridad en el comportamiento humano y en el movimiento tenía una correspondencia con la influencia del sol y la luna. Así es que descubrió como aquellas personas nacidas en un día con mayor influencia solar, se beneficiaban especialmente de movimientos de contracción y los nacidos en una fecha con mayor influencia lunar, se beneficiaban de los movimientos expansivos. A partir de ahí desarrolló las leyes respiratorias y su mapa de conveniencia de zonas de calor y frío en el cuerpo, según la tipología. Esto lo llevó a crear una clínica en Bad Pyrmont, donde ayudaba a los pacientes a restablecer su salud a través de masajes, dietas, ejercicios corporales y hábitos adecuados a su tipología. Más adelante la médica Charlotte Hagena se sumó a este proyecto, dándole mayor estructura y proyección.

Renate Schulze- Schindler y Romeo Alavi Kia se especializaron en la aplicación de estos conocimientos para músicos y cantantes.

A través de ellos es que lo he conocido yo en el año 2006 y lo he ido integrando transversalmente en el Arte de la Palabra con excelentes resultados.

 

Por | 2018-10-01T10:15:37+00:00 noviembre 30th, 2011|La fuerza curativa de tu Nombre, Voz y Comunicación|2 Comentarios

2 Comentarios

  1. Amaiur 26 enero, 2018 en 8:28 am - Responder

    ¿Qué sería recomendable entonces para una persona solar y lunar a la vez? (70 solar, 74 lunar según el enlace)

    • Tamara Chubarovsky 26 enero, 2018 en 3:31 pm - Responder

      Hola, sería tipología pregunta, que es menos clara. En cierto modo los pregunta están en medio y a veces les es mejor una cosa y otras veces otra. Pero es recomendable probar primero que tal va lo más alto, que en tu caso es lo lunar.

Deje su comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero deEducación y Lenguaje, SL, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en tamara@vozymovimiento.com

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Ainara Cámara Garayoa con la finalidad de atender mi solicitud. *

¿A qué te ayudan estas rimas?

¿Por qué empezar a usarlas ya con tus alumnos e hijos?


Descúbrelo en esta
Guía gratis + 3 rimas exclusivas.

Descubre las

Rimas con Movimiento