Música pentatónica para calmar a los niños

Descubre en qué consiste la música pentatónica, qué efectos tiene en los niños y por qué se usa tanto en la escuela Waldorf para los niños hasta los 7 años.

¿Qué es la música pentatónica?

Si no estás familiarizado con la pedagogía Waldorf, posiblemente te suene extraño esto de la música pentatónica, por eso intentaré describirla brevemente.

La escala diatónica, tal como la conocemos con sus siete notas que van del do al si, surgió en el renacimiento. En los cantos gregorianos, en la antigua música china, egipcia, persa y también en la cultura indígena andina, vemos que predomina la escala de cinco notas. La escala diatónica, compuesta por intervalos de tonos enteros y semitonos, puede ser de tonalidad mayor, más radiante y alegre, o menor, más melancólica y dramática. Sus leyes son muy estrictas y en cuanto nos desviamos de ellas la melodía suena disonante, recurso muy usual en la música contemporánea.

Las leyes armónicas de la escala diatónica (tónica, dominante, subdominante) hacen que la melodía siempre tenga un claro final, quede cerrada, produciendo una sensación de llegada a tierra. Existe además una métrica muy organizada en compases, por ejemplo de 3/4, lo que promueve un ritmo marcado que enraíza.

La humanidad necesitó siglos para poder interpretar esta música. Antes prefería melodías pentatónicas que invitan a la improvisación, que siempre suenan bien. Esta música nos mantiene en un estado de ensueño, leve y ligero, por no estar marcado el compás ni la armonía y carecer de finales definidos.

Rudolf Steiner sugirió que a los niños hasta los nueve años se les ofreciera música pentatónica. No quita que además cantemos melodías populares diatónicas. Se trata de darles la posibilidad de vivir, a través de esta música, el estado de conciencia correspondiente a su edad, que se corresponde con etapas anteriores de la humanidad, un estado aún de ensueño, más cósmico que terrenal.

Cuando estudiaba en Alemania, los profesores nos insistían mucho en la importancia de esta escala. Yo, que venía de haber estudiado en una escuela de música y en esa época disfrutaba mucho con mi guitarra cantando folklore latinoamericano, aquello de tocar la lira y el arpa y tanta suavidad en la voz, me parecía soso y aburrido. Sin embargo, esta percepción cambió cuando tuve a mi primer hijo. De manera espontánea, viendo a esa pequeña criaturita, me empezaron a salir tonos suaves, fluidos y en escala pentatónica. Una vez que nos impregnamos de esta escala, es muy fácil improvisar con ella. Rápidamente pude comprobar sus efectos relajantes y armonizadores tanto en mis hijos como en mis alumnos.

Estas sencillas melodías tienen además la virtud, justamente por su sencillez, de estar a la altura de los niños pequeños, de modo que pueden aprenderlas sin esfuerzo. Así es que los animo a cantarlas con los niños. Para aquellos a quienes les cueste cantar, ésta es una buena ocasión para empezar, ya que son melodías muy básicas.

La escala pentatónica que Rudolf Steiner sugiere, es la que empieza en “re” y es re-mi-sol-la-si. Vemos la ausencia de “do” y “fa”, por tanto la ausencia de los complejos intervalos de semitono. R. Steiner considera como las más armónicas a las canciones que empiezan en “la” y desde ahí se mueven hacia arriba y hacia abajo. Es la tonalidad ideal para los niños, ya que está en su ambiente y es acorde a sus voces finas y cristalinas. Las voces adultas soprano llegan a estos tonos, sin embargo para las contraltos es muchas veces un sobre esfuerzo cantar tan agudo y lleva a la frustración.

Mi tono es medio, por tanto muchas canciones del CD están un poco más bajas. Quien tenga voz soprano puede cantarlas más agudo o bajarlas un poquito si no llega. Es importante mantener una articulación delante, en la medida de lo posible, como en las Rimas con Movimiento®, sosteniendo bien la voz. Ante todo lo fundamental es mantener una actitud relajada, sencilla y alegre al cantar, ¡cantando es como se aprende a cantar!

En esta selección incluí también canciones populares (diatónicas), ya que de lo que se trata es de encontrar el equilibrio entre ayudar al niño a encarnar en su entorno, con su música y sus tradiciones populares, a la vez que le ayudamos a que este proceso no sea excesivamente abrupto, respetando su naturaleza aún angelical a través de las canciones pentatónicas.

¿Qué efecto tiene la música pentatónica en los niños?

Los que conocen las Rimas con Movimiento® estarán, tal vez, sorprendidos. Cuando hablo de las rimas siempre hablo de cómo éstas ayudan a los niños a conectar con su cuerpo. Las rimas les ayudan a controlar y ordenar sus movimientos a través de movimientos rítmicos y precisos. Les ayudan a dominar su lenguaje a través de las consonantes que son las que dan estructura al cerebro. Las rimas despiertan, ayudan a crear momentos de gran atención y concentración, favorecen el estar presentes aquí y ahora.

Las canciones pentatónicas ayudan a relajar, aquietar y crear un ambiente tranquilo. Son ideales para conseguir la atmósfera adecuada antes o después de un cuento, o justamente en  las transiciones de las escenas de los cuentos, para poder soltar, relajar la atención y asimilar lo escuchado. Las canciones las usamos también de fondo, mientras los niños entran, se sientan, se ponen las chaquetas, los zapatos, mientras que las rimas están presentes en momentos de atención total entre los niños y nosotros. No pueden ser utilizadas como cortina de fondo. Las canciones pentatónicas nos exigen despegarnos de nuestro estrés y velocidad de la vida moderna e ingresar en una cadencia lenta y fluida, que resulta muy terapéutica también para el adulto. Vemos, que ambos elementos, el musical y el rítmico recitativo deben estar presentes sin abusar de ninguno en detrimento del otro.

Encentrarás muchos ejemplos de canciones pentatónicas en el CD de mi libro  Cuentos para ver, oír y sentir Tomo I

Tamara Chubarovky, www.tamarachubarovsky.com

Por | 2018-11-15T19:44:56+00:00 octubre 31st, 2012|Música en la infancia|1 comentario

Un comentario

  1. […] Más sobre música pentatónica en: música que calma, música pentatónica […]

Deje su comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero deEducación y Lenguaje, SL, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en tamara@vozymovimiento.com

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Ainara Cámara Garayoa con la finalidad de atender mi solicitud. *

¿A qué te ayudan estas rimas?

¿Por qué empezar a usarlas ya con tus alumnos e hijos?


Descúbrelo en esta
Guía gratis + 3 rimas exclusivas.

Descubre las

Rimas con Movimiento