Entrevista: movimiento y lenguaje, llaves del aprendizaje

Entrevista publicada por la Revista del sindicato de profesores de Navarra, en diciembre de 2012

El pasado viernes 29 de septiembre, la Universidad Pública de Navarra nos ofreció la posibilidad de conocer a Tamara Chubarovsky.

Tamara Chubarovsky fue alumna de la escuela Waldorf. Sus inquietudes artísticas, terapéuticas y pedagógicas la llevaron a irse a estudiar  a Alemania (1990/96, Stuttgart y Witten Annen) Pedagogía Waldorf, Arte de la Palabra y Teatro Pedagógico y en Madrid (2000/03) la especialidad de pedagogía de Apoyo Waldorf (pedagogía Terapéutica). Trabajó muchos años en Madrid con discapacitados (Centro Ocupacional Taller Rafael 1997/2004) y con grupos de niños combinando el teatro, la música y la poesía. Fue fundadora y maestra del Jardín de Infancia Waldorf “Las Tres Naranjas” (Villanueva de La Vera 2008/11).  Tuvo consulta regular de Niños con dificultades de aprendizaje, lenguaje y motricidad en Madrid y en Plasencia. En la actualidad y desde hace 10 años se dedica a impartir Talleres de Crecimiento personal a través de la Voz, Talleres de Rimas y Cuentos y Conferencias relacionadas con estos temas, en escuelas Waldorf, Centros de capacitación de profesores, Universidades de Magisterio y otros Centros, por toda la geografía de España y  puntualmente en Sudamérica (Argentina, Colombia, Chile).Es docente de Arte de la Palabra en varias Formaciones de Pedagogía Waldorf de España y coopera con el Credac (centro de Logopedas de las escuelas públicas de Barcelona) y CPR (centros de profesores de Extremadura).

Su charla se centró en explicarnos y hacernos ver a los asistentes la importancia del movimiento y del lenguaje en el proceso de aprendizaje de los más pequeños. Fueron dos horas muy interesantes desde el punto de vista profesional y de lo más agradable debido a que no solo es una gran especialista en su materia sino que además es una gran comunicadora.

La UPNA hace todos los años una serie de charlas y talleres que tratan de acercar al futuro profesorado de magisterio de nuestra universidad a otras metodologías más allá de las oficialmente establecidas en la red pública. Pues como su organizadora afirmó al iniciar el ciclo de este curso, conocer otras opciones no solo es enriquecedor sino que   es necesario.

Volvemos a hablar de metodología Waldorf, pero esta vez de la mano de una profesora cuya formación y bagaje son de una riqueza inestimable.

Debate Profesional: Hola Tamara, en primer lugar muchas gracias por concedernos parte de tu tiempo. Esta revista está dirigida a docentes de todos los niveles educativos y a todos nos interesa conocer lo que has averiguado en todos estos años de estudio y práctica sobre cómo comenzamos a aprender y lo que necesitamos que esté desarrollado en nuestro cuerpo para que este increíble proceso se produzca de la forma más natural y fluida posible. Cuando entramos en tu web leemos cosas tan llamativas como que “Nuestro modo de hablar nos puede resultar enfermante o curativo”, ¿qué relación puede tener esto con el proceso de aprendizaje de nuestros alumnas y alumnos?

Tamara Chubarovsky: El sonido es vibración, las consonantes y vocales de nuestro lenguaje, también lo son. Especialmente las consonantes, si son articuladas correctamente y en su lugar preciso, emiten una onda vibracional (que entre otras muchas cosas) estimula las conexiones neuronales, nos sentimos más despiertos, presentes, atentos. Además activan la respiración y circulación sanguínea, lo que tiene un efecto tanto en la salud en general como en el nivel de atención de los niños. Un lenguaje poco articulado, debilita el tono muscular (influye en la postura), produce un estado general de menor presencia y atención y largo plazo debilita los órganos y  capacidades cerebrales (llega menos oxígeno y menos sangre).

D.P.: En la conferencia a la que hacemos referencia al inicio de la entrevista aprendimos contigo algo tan desconocido para mí como creo para otros muchos docentes. Nos explicaste que de pequeños tenemos necesidad de balanceo para buscar el equilibrio físico. ¿Puedes explicar esto de nuevo?. ¿Qué repercusión tiene conocer esta realidad en el proceso de enseñanza-aprendizaje?.

T.C.: Cuando un bebé llora o está inquieto, la madre, instintivamente lo mece (de un lado a otro), lo balancea (de delante a atrás), lo sacude (de arriba abajo), para así calmarlo. Esto funciona, porque esos movimientos estimulan su sistema vestibular, situado en el oído interno, responsable del futuro equilibrio físico del niño. Esto es de vital importancia, teniendo en cuenta que estar quieto, sereno y escuchando atentamente requiere del máximo control y equilibrio del cuerpo.

Ahora bien, el niño no adquiere este control y equilibrio siendo forzado prematuramente a estarse horas sentadito quieto. El  control se adquiere a través del movimiento y en este sentido los parques infantiles son grandes estimuladores  sobre todo del sistema vestibular (sistema de equilibrio) ofreciendo posibilidades de  girar, balancearse, sacudirse y columpiarse. Estos estímulos deberían llevar al niño a, de manera natural, sentir la postura de su cuerpo y poder estar quietos y tranquilos.

Sin embargo, hoy cada vez  hay más niños  que se mueven mucho y descontroladamente ya que están intentando desesperadamente  y sin éxito ordenar sus patrones sensomotores. En el aula, podemos ayudarlos -y en vez de mandarles al rincón- ofrecerles, por ejemplo, rimas y canciones con movimientos rítmicos (ordenan el cuerpo) que contengan movimientos de brazos hacia arriba- abajo, delante –detrás, derecha-izquierda, giros y balanceo… para así estimular más el sistema vestibular.

A su vez este equilibrio físico/ gravitacional es la base en gran medida del equilibrio emocional (me siento seguro, con confianza, siento suelo bajo mis pies).

D.P.: En este sentido, y dentro del desarrollo de la relación existente entre movimiento y aprendizaje en edades tempranas, nos hablaste de la importancia del desarrollo de la lateralidad en el proceso de enseñanza-aprendizaje, ¿podrías explicar esto brevemente?

T.C.: Hablé de la importancia de llegar a una lateralidad madura y definida, es decir, una dominancia (preferencia y especialización) de ojo, oído, mano y pié derecho en los diestros. Una dominancia cruzada (ojo izquierdo-mano derecha) o no especializada (ambidiestro) crea confusión, ineficacia y lentitud en los procesos de coordinación y planificación motora. Además, los conceptos “izquierda” y “derecha”, al no estar integrados como facultades diferenciadas, no están integrados de manera automática en el ámbito espacial. Esto es también una de las tantas razones de confusión entre la b y la d, p y g. ¿Cómo se llega a una lateralidad madura? ¿Se consigue entrenando desde pequeño al niño a que use su mano derecha? No, esta es más bien la causa de que existan tantos problemas. La naturaleza, para evitar que seamos unos “discapacitados” del lado no dominante, creó la “línea media vertical”, una barrera que separa ambos hemisferios, obligando al niño a usar de manera indistinta ambos lados y a coger, por ejemplo, una cera que está a la izquierda con su mano izquierda. Sin embargo, para poder aprender y funcionar eficazmente, es necesario disolver esta barrera, para que ambos hemisferios puedan comunicarse y trabajar en conjunto. Esto ocurre si ofrecemos al niño, hasta los 6 años, abundantes movimientos simétricos (ambas manos se mueven a la vez) y homolaterales (muevo mano derecha y luego mano izquierda).  A partir de los 4- 5 años ya podría hacer movimientos de manos con cruce y asimétricos. Entonces, de manera natural, establecerá una dominancia correcta y se disolverá la línea media, pudiendo realizar con éxito y de manera fácil tareas complejas (¡como escribir!)

  • Ideas para el Aula: Rimas y canciones con movimiento de manos y dedos, Corros y juegos populares de palmas, saltar a la comba etc.
  • Ideas para el Parque Infantil: Columpiarse

D.P.: Y ¿qué relación existe pues entre movimiento y lenguaje? ¿Cómo afectan ambos en el aprendizaje de nuestros alumnos?

T.C.: Creemos que escribir, leer y calcular, son las cosas básicas que tiene que aprender un niño en la escuela, olvidando que estos son procesos extremadamente complejos, fruto de las capacidades sensomotoras y de lenguaje, ¡que sí son las básicas!

Por tanto, si queremos que nuestros niños aprendan con éxito a leer, escribir y calcular en primaria (que es donde corresponde), deberíamos esforzarnos en infantil en prepararlos para este aprendizaje, es decir, en sentar las bases de movimiento y lenguaje.

Lo primero es el movimiento, porque en definitiva, también el lenguaje es “motricidad”, pasa que extremadamente fina. La logopedia de infantil es el movimiento ágil de los dedos, que repercute directamente en los órganos de fonación y capacidades de articulación. Existe una relación directa entre ciertos movimientos y  ciertos sonidos, entre habilidades motoras y habilidades lingüísticas. En este sentido recomiendo una vez más las “Rimas y Juegos de Dedos” para estimular lenguaje y movimiento a la vez,  permitiendo que estos se retroalimenten. Estos juegos preparan más a los niños para el aprendizaje académico que las fichas.

Capacidades motoras imprescindibles para la Lectoescritura:

  • Control de la Motricidad fina de la mano, para poder escribir
  • Control de la Motricidad del ojo, para poder leer, escribir
  •  Reflejos primitivos superados (control del cuerpo y no movimientos reflejos involuntarios) para buena postura al sentarse,  correcta prensión del lápiz…
  • Lateralidad definida (se explicó antes)
  • Geografía corporal y orientación espacial (solo puedo comprender arriba y abajo en la hoja y letras (d-g etc) si lo sentí antes en el cuerpo.

A su vez todas estas capacidades físicas repercuten en capacidades cognitivas y emocionales, a continuación, algunos ejemplos:

  • Control del cuerpo: control de uno mismo a nivel emocional, autoestima, persistencia
  • Equilibrio: atención, escucha, concentración, equilibrio emocional
  • Orientación espacial: seguridad, confianza, orientación

Capacidades del lenguaje imprescindibles para la Lectoescritura:

  • Diferenciación auditiva de los fonemas
  • Correcta percepción y discriminación auditiva del lenguaje (no es lo mismo oír que escuchar y comprender lo que escucho)
  • Hablar correcto, fluido
  • Expresión verbal (base de la expresión escrita)
  • Saber expresar adecuadamente pensamientos y sentimientos

A su vez, estas capacidades son absolutamente básicas y necesarias para el desarrollo social y emotivo de toda persona.

D.P.: Dicho esto, sabemos que esta es una pregunta que tiene como respuesta muchos años de estudio y práctica docente, pero le pedimos que mediante unos ejemplitos sencillos nos haga ver de qué forma podemos los docentes trabajar el desarrollo integral de nuestros alumnos partiendo del lenguaje y el movimiento.

T.C.: Tomar conciencia de que el “recreo” afuera, es de inmensa importancia, promover allí actividades de motricidad gruesa como:

  • Saltar (de un tronquito a otro, de una baldosa a otra) con dos pies, a la pata coja
  • Columpiarse, trepar, correr, girar.
  • Caminar por un sitio estrecho haciendo equilibrio ( bordillo, madera o soga en el suelo)

No olvidar que para que sea “Infantil” e “Integrador” tiene que ser Juego, lúdico. Lo que da al movimiento (dirigido) el elemento lúdico es el lenguaje y la música, un corro, una canción, una rima, transforma el “ejercicio de saltar” en Juego y diversión.

  • Permitir “Juego Libre”, donde los niños libremente interactúen entre ellos  y con otros elementos usando su cuerpo y lenguaje (tanto fuera como dentro del aula)
  • En el Aula aprovechar para trabajar la motricidad fina y el Lenguaje a través de Rimas y Juegos de Dedos y Canciones.

No olvidar, que para que no se trate de una “aburrida logopedia” y se mantenga el carácter lúdico y máxima efectividad, es imprescindible acompañar siempre las canciones y Rimas con gestos y movimientos rítmicos.  Encontraréis mucho material en la tradición popular, sin embargo en la serie “Rimas  para una Infancia sana” (tres DVD de Tamara Chubarovsky) podéis inspiraros para ponerle movimiento a Rimas de otros autores. Además estas Rimas ya contienen movimientos “sanadores”, que ordenan los patrones de movimiento, apoyan la correcta articulación y expresividad del Lenguaje y mantiene el carácter lúdico infantil.

El chaparrón

Llueve en la montaña,
llueve en el portón,
niña no te mojes
con el chaparrón.

Ponte un paragüitas,
ponte un paraguón,
niña no te mojes
con el chaparrón.

D.P.: Tamara, ¿por qué la metodología Waldorf y no otra?  Esta revista ya hemos hablado en otras ocasiones sobre esta otra forma de aproximarse al aprendizaje,  sin embargo, no podemos dejar escapar la posibilidad de preguntarle  qué es Waldorf a alguien que lo conoce con la profundidad que da una formación amplia y actualizada junto a una  amplia experiencia en Extremadura. Nos gustaría que en breves líneas trataras de explicar a tus compañeros docentes de la pública qué notas diferentes y comunes existen entre la metodología que tú practicas y la vigente en la escuela pública.

T.C.:

Lo común es que en el fondo, da igual la metodología que se emplee, lo más importante es la humanidad, la actitud y la entrega amorosa del maestro. Así ocurre que en la Waldorf existen maestros “inadecuados” por su carácter y genio, así como en la pública existen maravillosas personas, que “a pesar del sistema”, tienen un impacto muy positivo en los niños.  Sin embargo en cuanto a la metodología, seguirá habiendo un abismo entre ambas, mientras en la escuela Pública se siga sobrevalorando el desarrollo académico intelectual en detrimento de las capacidades físicas y emocionales,  siga siendo un sistema competitivo, basado en la cantidad en vez de en la calidad y en el “cuanto antes mejor”.

Para clarificar, quisiera exponer los rasgos esenciales de la Pedagogía Waldorf :

El currículo pedagógico no está marcado por baremos externos de producción, política ni competitividad.

El único e indiscutible centro es promover un desarrollo sano del niño a nivel tanto físico, como emocional  e intelectual. Teniendo en cuenta esta máxima, es que se van construyendo los diferentes bloques, llegando a este resultado:

En infantil el niño aprende a través de la experiencia sensomotora, del hacer y vivenciar. Este es a su  vez el más eficaz canal de aprendizaje a demás del más saludable para su futuro, para poder ser un adulto, sano emocional y físicamente y con altas capacidades cognitivas. Todo el Aula, jardín y actividades están enfocadas en este sentido (dibujo libre, narración de cuentos, hacer pan, juego libre dentro y fuera, Rimas y canciones, aula con pocas cosas, sencillas, pero con variedad sensorial: piedras, conchas, maderas, cartones, telas, cosas de metal…)

La Primaria Waldorf está centrada en ayudar al niño a desplegar sus capacidades sociales y emocionales. Por eso todo está basado en la enseñanza desde el Arte: la música, teatro, narraciones, redacciones, Poesías, danza, actividades manuales y artesanales, todo esto ayudará a conquistar los “los objetivos académicos” (lengua, mates, conocimiento del medio…) implicando a demás el elemento social y emocional. Los niños de primaria aprenden lo que pueden sentir, con lo que se han identificado.

El reto de la secundaria es promover el sentido crítico, de pensamiento libre y autónomo, la investigación.

Aunque en la escuela Waldorf siempre está presente el desarrollo integral, primero nos centramos más en el cuerpo, luego en las emociones y luego en el pensar.

A su vez se respeta el tiempo, el desarrollo y necesidades de cada alumno, no existen las notas, los niños están motivados porque lo que aprenden, al ser acorde a su necesidad y edad, les resulta realmente interesante (¡lo digo por propia experiencia como ex alumna Waldorf!)

Se enseña para SER.

Hoy día, por suerte, no solo la Waldorf trabaja en esta línea, eso lo podemos constatar en la película “La educación prohibida”. Ya existen maravillosos centros y personas como los Wild que apuntan a un cambio. La Pedagogía Waldorf seguirá siendo un referente por lo precursora y porque ofrece herramientas muy prácticas y bien estructuradas para los maestros que quieran acercarse a ella,  en las numerosas Formaciones de maestros Waldorf que se imparten en todo el mundo. Al no ser tan “Libre” como otras tendencias, no es nada imposible incorporar ciertos ingredientes Waldorf a un aula de escuela Pública.

A su vez, la tarea de la Pedagogía Waldorf  hoy  es integrar las diferentes corrientes y propuestas positivas que están surgiendo, actualizándose y compartiendo un lenguaje moderno.

Debate Profesional: Muchísimas gracias Tamara, ha sido un placer escucharte.

 

Entrevista publicada por la Revista del sindicato de profesores de Navarra, en diciembre de 2012

Por | 2018-10-08T10:37:38+00:00 diciembre 7th, 2012|Crianza y Educación|Sin comentarios

Deje su comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero deEducación y Lenguaje, SL, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en tamara@vozymovimiento.com

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Ainara Cámara Garayoa con la finalidad de atender mi solicitud. *

Un recurso que los niños adoran.

 

Les ayuda a mejorar su desarrollo, lenguaje y aprendizaje.


Descarga la guía y podrás empezar a usarlas hoy mismo.

Descubre las

Rimas con Movimiento