Artículo que explica el cambio de conciencia de los niños cuando pasan del uso ambidiestro de las manos a la definición de la dominancia. También describe las cualidades diferentes que conllevan ser zurdo o diestro.

De zurdos a diestros: cambio de conciencia

“El misterio de la asimetría está relacionado con la aparición de la conciencia, y luego con la independencia vivenciada en la conciencia. En la medida en que en un ser viviente  eleva el desarrollo de la conciencia, se reduce su vitalidad y va apareciendo la asimetría. Las mayores fuerzas vitales favorecen una mayor simetría, así como sucede en todos los seres vivientes menores, puramente vegetativos, en plantas y animales”, afirma el dr. Hellmut Hessenbruch.

Podemos entenderlo si pensamos en la lombriz, que cuando la partimos salen dos lombrices, es pura vitalidad y también pura simetría.

También en el ser humano podemos observar una muy interesante tendencia a la simetría, en el caso del niño pequeño, que de manera natural aún se maneja de manera simétrica, ambidiestra.

Afirma la Dr. Glöckler: “Todo niño sano, en la edad de la lactancia pasa por una etapa de bilateralidad. El pataleo, la motricidad de brazos y piernas, son casi similares en ambos lados. Según la estadística, en la mayoría de los casos y hasta el segundo año de vida,  luego se desarrolla un leve predominio del lado izquierdo. Muchos padres llegan al consultorio con la pregunta, si su niño será zurdo, dado que en ese momento la mayoría de los movimientos los estaba realizando con los miembros izquierdos. Esa manifestación se produce en la mayoría de los casos, en la época en la cual el niño aprende a hablar. Desaparece luego nuevamente en el segundo año de la vida y entre los dos y los cuatro años de vida, los niños están dispuestos de modo ambidextro. . Como ya lo hemos mencionado, todo niño pequeño, ya sea diestro o zurdo, entre los dos y los cuatro años, es más o menos ambidextro, sin llegar a la lateralidad. La determinación hacia el lado derecho o el izquierdo se establece recién, cuando los niños llegan al quinto sexto o séptimo año de vida. Por lo tanto, estamos frente al interesante hecho, de que los niños de la actualidad en su desarrollo individual recorren el camino de la historia humana, al encontrarse primeramente orientados hacia la izquierda, pasar luego por una fase de la ambidiestralidad, para conformarse en la mayoría de los casos en diestros.”

El debilitamiento de las fuerzas vitales y el fortalecimiento de las fuerzas de la conciencia, conduce a la asimetría. No podemos tener plena conciencia simultáneamente en la mano derecha y en la mano izquierda, podemos practicar algo con ambas manos, pero llegaremos a la maestría en el momento en el que los movimientos se automatizan y cada cual sabe que tiene que hacer. En cambio podríamos hacer movimientos simétricos con total conciencia. Pero esta sería una conciencia centrada en lo corporal. En el primer caso la conciencia se libera del cuerpo y pasa a un estado superior.

 LA IZQUIERDA VIENE DEL CORAZÓN

En el zurdo, tenemos un prevalecer de las fuerzas del corazón, las fuerzas del sentimiento y de la fantasía, fuerzas de la niñez y de los artistas. Allí, yace el lado positivo y allí encontramos asimismo la causa, por la cual tantos artistas son zurdos, según afirma Hellmut Hessenbruch.

También entre los discapacitados observamos un enorme número de zurdos, cosa que me llamó la atención cuando trabajaba en un centro ocupacional. Los discapacitados intelectuales, como se les llama, son por cierto en gran medida “grandes capacitados del corazón”.

Enric Corbera dice que en la zurdera se mueve  la energía opuesta, es una especie de “reserva de la humanidad”. Sostiene que  mujeres zurdas tienen su lado masculino (yan) más desarrollado, y los hombres zurdos, su lado femenino (yin).  Tampoco se contradice con los aspectos artísticos.

“Ser zurdo y por tanto, tener más fuerte y predominante el lado izquierdo y más débil el derecho, en la mayoría de los casos está señalando una mayor debilidad de las fuerzas de la tierra, de encarnación y las formativas, las fuerzas de la antipatía y de la inteligencia. Así, puede entenderse también, porque el niño pequeño ( y también el discapacitado) tiene tendencia hacia la zurdera, porque las fuerzas de su yo y de su pensar aún son débiles; y que, a medida que las fuerzas del pensar e independencia aumentan (sobre los 6 años), adquiere la tendencia al uso de la mano derecha. También podríamos decir: en el niño ya están presente ambos lados, pero IZQUIERDA se escribe con mayúscula y DERECHA se escribe con minúscula, puesto, que el corazón está dominando –como también en el género femenino. En el adulto, y en el género masculino, la DERECHA se escribe con mayúscula, porque domina la cabeza. “(Hellmut Hessenbruch)

La Humanidad y su paso de la zurdera a lo diestro (Hellmut Hessenbruch)

Podemos observar también en la evolución de la humanidad, que en su edad temprana ha existido una mayor cantidad de zurdera. Este hecho puede ser observado también en las herramientas utilizadas en la edad de piedra. Este hecho a veces ya ha sido mencionado en la literatura. (Auslese 05/1952: Aparentemente la preferencia por el empleo de la mano derecha se ha ido desarrollando en el trascurso de los milenios. Como ya lo hemos mencionado, en la edad de piedra más antigua, alrededor de una cuarta parte de las herramientas de piedra estaban adaptadas para el uso de la mano izquierda. Los adornos en los recipientes de arcilla prehistóricos, en muchos casos fueron realizados con la mano izquierda).

 

El escribir de derecha a izquierda en la evolución de la humanidad (Hellmut Hessenbruch)

¿Qué sucede entonces con respecto a la manera de escribir de derecha hacia la izquierda? Habitualmente, en la actualidad estamos escribiendo de izquierda hacia la derecha. Esto es comprensible asimismo por el hecho de que para escribir estamos utilizando la mano derecha. Quien en cambio emplea la mano izquierda y también escribe de la izquierda hacia la derecha, constantemente tiene que estar atravesando con su mano lo ya escrito. Por lo tanto, en ese sentido sería más lógico que el zurdo escribiese de derecha hacia la izquierda.. En la temprana época de la evolución de la humanidad, de hecho estamos observando esa manera de escribir y la encontramos aun hoy en los pueblos del mundo que han conservado sus fuerzas de la infancia de modo asombrosamente marcado, donde aún vive una cultura milenaria, en los pueblos orientales, los chinos, japoneses, etc. donde, aunque se escribe de izquierda hacia la derecha, pero, en el renglón desde arriba hacia abajo. Es interesante observar, que al aprender a escribir, el zurdo siempre muestra la tendencia de escribir desde la derecha hacia la izquierda. La transición de la escritura orientada de izquierda a la derecha así también halla su esclarecimiento. Tiene lugar en Grecia. Nuestro modo de escribir de izquierda hacia la derecha está totalmente adaptada para el uso de la mano derecha. Los antiguos alfabetos, el fenicio y el hebreo que ha surgido de este, estuvieron adaptados a la mano izquierda, se escribía desde la derecha hacia la izquierda. También los griegos escribieron originalmente derecha-izquierda, más tarde, en bustrófedon (como trabajaba el arado, tirado por el buey: ida y vuelta) primer renglón derecha-izquierda, segundo renglón, izquierda-derecha, la tercera vuelta como el primer renglón, etc. Allí yace la transición hacia nuestra actual manera de escribir. Escribir de izquierda hacia la derecha ha sido una decisión que han tomado los griegos recién unos 400 años antes de Cristo. En esa época tuvo su comienzo la filosofía, tuvo su advenimiento el elemento del pensamiento, se abrió paso el Yo, el hombre se conformó en un ser guiado por la cabeza y se impuso plenamente, el empleo de la mano derecha.

Artículo elaborado en 2013 por Tamara Chubarovsky tomando como fuente

“¿POR QUÉ LA IZQUIERDA VIENE DEL CORAZON? “ De Dr. Hellmut Hessenbruch y  otro artículo sobre zurdera, de Michaela Glöckler, ambos publicados en  la web miguel@medicosescolares.com.ar

www.vozymovimeinto.com