Pros y contras del bilingüismo en la primer infancia

Hoy quiero hablar de este tema, ya que es recurrente que me hagan preguntas respecto al bilingüismo en niños pequeños.

No se trata de estar a favor o en contra,  sino de tener ciertos criterios claros, en base a los cuales cada uno pueda  tomar las mejores decisiones a favor del sano desarrollo del niño.

Llamamos LENGUA MATERNA justamente a aquella lengua que aprendemos a través de nuestra madre. Junto con la lengua materna recibe el niño una envoltura anímica, recibe el alma de ese pueblo plasmado en la sonoridad del lenguaje, recibe el vínculo con su madre (y padre respectivamente).

La lengua del país donde nacemos, aunque no sea la de nuestros padres, será la que definitivamente nos nutra e imprima su sello,  influyendo en aspectos del carácter y la personalidad. De hecho podemos observar como cada uno de nosotros en el momento en que habla otra lengua, por un instante se impregna  de características de ese pueblo: Hablar alemán nos estructura, hablar italiano nos suelta.

Para un niño pequeño, que apenas está aprendiendo a hablar,  crecer con dos idiomas no es lo más sencillo. Estos niños muchas veces tardan más que otros en lanzarse a hablar, incluso puede que tengan una fase de tartamudeo. Desde la antroposofía hay quienes desaconsejan que el niño menor de tres años conviva con dos idiomas, ya que es como darle dos envolturas anímicas a la vez. Sin embargo hay veces que esta medida, a mi modo de ver,  trae más inconvenientes que ventajas. Una amiga argentina residente en Alemania tuvo sus hijos allí y se esforzó en hablarles solo alemán. El resultado es una madre que renunció a comunicarse a través de su propia lengua, la más natural para vincularse con los propios hijos. La comunicación le resulta un esfuerzo añadido ya solo por la falta de espontaneidad que se suele tener en otra lengua. Por otro lado, amigos alemanes residentes en España, decidieron que su hija hasta los 3 años solo escucharía alemán. Esto los llevó a un comportamiento de aislamiento y falta de espontaneidad en lo social, evitando castellanoparlantes. Con los siguientes hijos ya fueron más flexibles.

Estos casos nada tienen que ver con el concepto de ENSEÑAR un segundo idioma. En estos ejemplos vemos situaciones familiares donde lo natural sería que los dos idiomas pudieran convivir, aunque el niño luego hable más tarde, aunque tartamudee en algún momento y  aunque no domine a la hiperperfección ninguno de los idiomas, ya que por encima de todo eso están los VINCULOS, el vínculos con los padres, y el vínculo con el país donde se nace, ambos, imprescindibles. Eneste tipo de casos de bilingüismos, importante es mantener la coherencia: si la madre habla francés, que SIEMPRE hable francés, si el padre habla inglés, que siempre hable inglés. Es decir, que cada persona esté claramente vinculada a una lengua.

Otro cantar es esta moda actual de que los niños aprendan de chiquitos inglés, porque encontrarán mejor trabajo en el futuro…O Chino. Escuché el caso de una familia que puso a su bebé una niñera china, para que le hablara en chino, o padres que hablan a su hijo en inglés, aunque sean españolísimos. En este caso la enseñanza de la lengua surge de un plano mental. Desde lo racional los padres PIENSAN que sería bueno que aprendiera inglés. Pero solo desde el CORAZON es que podemos comunicarnos verdaderamente. Hablar con nuestro hijo no puede tener nunca fines mercantiles, debe devenir del simple deseo de conexión. Conozco casos de este tipo, donde los niños desarrollaron una gran hiperactividad, inquietud, estado descentrado e incluso violento. Y no es de extrañar, ya que el niño no ve transparencia sino confusión. Le falta la envoltura cálida de la lengua materna-paterna-local, lo que se transforma en frialdad en su comportamiento y dificultad para enraizarse. Claro que no todos los niños reaccionan así, pero esta actitud de los padres, unida a una tendencia por parte del niño, agudizan los síntomas.

Por último quiero tratar el caso de la enseñanza de la segunda lengua en la guardería o escuela infantil. Con entusiasmo hoy día se habla de las ventajas de que el niño desde pequeño aprenda idiomas, ya que la elasticidad de su cerebro le permite aprender de manera más rápida y fácil. El problema está en el ansia de “aprovechamiento” de la elasticidad del cerebro. Se “aprovecha” para meter en el niño lo que los adultos consideran importante, ya sea idiomas, letras, números o conocimientos de cultura general. Sin embargo el niño hasta los seis años debe aprovechar esa flexibilidad del cerebro para moldearlo, mielinizarlo y  estructurarlo para que en el futuro pueda ser capaz de aprender de todo. Cualquier enseñanza dirigida no es otra cosa que un desvío de la atención y de las energías del lugar en donde tienen que estar. Toda la energía y la atención debe estar puesta en la madurez corporal y en la libre vinculación con su entorno. Enseñar inglés es igual de intelectualizante que enseñar la A. Y es más importante tener la buena predisposición cerebral para en el futuro aprender cualquier idioma y cualquier letra, que con tres años saber dos palabras de inglés y la A. Lo que sí podemos hacer es acercar al niño la sonoridad de otras lenguas a través de rimas, canciones y cuentos cortos. Es decir, a modo de juego, libres de toda finalidad, darle la posibilidad de saborear los sonidos de otras lenguas.

 

Nota:

En las escuelas Waldorf en primaria se suelen introducir dos lenguas extranjeras, pero durante los tres primeros cursos será un acercamiento lúdico, rítmico y sonoro, desde lo puramente oral. Es recién en 4, que se introduce la escritura y gramática. Se trata la lengua extranjera como la materna, primero desde lo oral y vivencial, para luego plasmarlo en escritura y analizarlo. En el jardín de infancia, ya a modo personal, si la maestra sabe otro idioma, tal vez enseñe alguna canción o rima, tal como mencionamos antes.

 

Tamara Chubarovsky, 18 de julio de 2014

Por | 2014-07-18T16:07:18+00:00 julio 18th, 2014|Otras lenguas|12 Comentarios

12 Comentarios

  1. Carla 17 marzo, 2015 en 1:49 am - Responder

    Muchas gracias! Me aclaró el porqué de la sensación extraña que tenía al hablar solo en inglés con mis estudiantes todo el día, ya que soy maestra de preescolar encargada del idioma inglés. Al final siempre me quedaba con la sensación de que algo se perdía con los más pequeños, al no poder hablarles en español. Hay muchas cosas que ellos, si bien no entienden las palabras una a una, las entienden desde el sentimiento que solo la lengua materna transmite.

  2. mayela 15 abril, 2015 en 10:06 pm - Responder

    Gracias. Yo pienso que los padres deben hablar su idioma natal con sus hijos cuando viven en el extranjero. El problema se da cuando uno de los dos, es del país en donde viven y el otro es extranjero. Entonces ambos hablan diferentes idiomas con los niños y eso les causa cierto problema y confusión. También está el caso de padres que ambos son extranjeros, por ejemplo conozco una familia que ella es austriaca, él es norteamericano y viven en un país hispanoparlante. Imagínate, cada uno habla en su idioma y además el idioma del país en donde residen. Los niños se vuelven un lío y muchas veces tardan muchísimo en hacer frases coherentes y comprensibles.

  3. sego 28 diciembre, 2015 en 8:20 pm - Responder

    hola, solo quería dar mi experiencia como mama hablando puro francés y el papa español con nuestras 3 hijas…vivimos en un país hispánico, y funciona bien, la mayor de 5 anos habla perfectamente los 2 idiomas y sus hermanitas de 3.5 anos hablan bien sin hacer frases largas, cosas mas básicas pero con progresión. Asi las 3 tienen amigos en la escuela, y pueden conversar con los abuelos que no hablan español, haciendo la traducción cuando es necesario, a 5 anos es interesante me parece! Las 3 ahora van a un colegio alemán, y empiezan a conocer ese otro idioma…parece tan fácil a esa edad, ya que yo estudie el español a mas de 30 anos y de verdad mejor empezar joven!! Un consejo personal: nunca pero nunca enseñar 3 idiomas a los niños antes de 3 anos de vida, sino no van a lograrlo y van a tener problemas al jardín y a la casa para comunicar. Besos.

  4. Diana 15 enero, 2016 en 9:51 am - Responder

    Tamara… siempre tan enriquecedores tus artículos!

    Yo quisiera contar mi experiencia: padre alemán, madre argentina viviendo en España pero en Baleares, donde se habla mallorquín y en la escuela se enseña catalán e inglés…un verdadero lío para un niño pequeño.

    Sin embargo debo decir que no hemos sentido dificultad alguna o conflicto. De pequeño de forma natural mantuvimos cada uno su lengua materna…con lo bonito que es escuchar a su padre cantarle una nana en alemán!… y en el pueblo o fuera de casa se hablaba el mallorquín.

    Quizás me equivoco, no soy experta, pero coincido con el artículo y creo que si los niños respiran con naturalidad y espontaneidad la lengua, se les habla desde el corazón y NO SE LES EXIGE nada a cambio van asimilando también de forma natural que hay diferentes lenguas, que son diferentes pero todas todas sirven para unir y llegar a las personas.

    Mi hijo tuvo etapas… hablaba castellano (argentino) y algunas palabras sueltas en alemán. El Catalán empezó a usarlo con 3 años y pico, parecía que al principio solo escuchaba y una vez que empezó a hablar, su pronunciación fue muy auténtica.

    En una época y cuando empezó con el inglés en el cole nos dimos cuenta que no podía (o quería) contestarle a su padre en alemán y respondía siempre en castellano…y nosotros siempre respetamos esos momentos, y debo decir que con mucha veneración y admiración al inmenso esfuerzo que hacía por estar inmerso en ese mundo tan políglota.

    Hoy con 12 años, se maneja en el mundo con todos esos regalos, le gusta la literatura, lee en varios idiomas, nos hace reir muchísimo imitando en broma los diferentes acentos y formas de hablar de cada país o región… lo duro “o estructurado” del alemán, lo exagerado y gritón del argentino, lo cantado y redondeado del catalán…pero tal y como dice el artículo, el ama y se identifica con el español, con el castellano de España…y me ha gustado mucho leer en el artículo “La lengua del país donde nacemos, aunque no sea la de nuestros padres, será la que definitivamente nos nutra e imprima su sello, influyendo en aspectos del carácter y la personalidad”… no lo sabía! pero lo intuía por su proceso. Gracias Tamara por ayudarnos a comprender más el camino.
    Bss

    • Tamara Chubarovsky 23 febrero, 2017 en 9:05 am - Responder

      Hola Diana, también a tí muchas gracias por contar tu experiencia y un abrazo!

  5. Laura Hurtado Roberts 23 febrero, 2017 en 12:36 am - Responder

    Gracias por articulo Tamara. Muy claro y desde la experiencia. Yo mantuve mi castellano con mi hija desde que la cuna y su papa el ingles ya que vivimos en un pais tan lejano como Nueva Zelanda. Gracias a al idioma Maori los play groups en otros idiomas son permitidos. Un grupo de madres de muchos paises de AL viviendo aqui en Wellington, NZ creamos Arcoiris, espacio para pasar las rimas, adivinanzas y canciones del idioma materno. Gracias a esta experiencia mi hija ahora casi 18 mantiene vivo el castellano y decidio irse a Madrid hace 2 anhos a la Escuela Micael para apropiarse del idioma de su madre pero desde la experiencia de Espanha y no de AL. Fue excelente. Ahora tiene su propio lenguaje y mantiene vivo el idioma materno. Este anho en su ultimo anho de la escuela Waldorf quiere cantar una cancion en castellano, “la flor de la canela” de Chabuca Granda que escucho en casa desde ninha. Es su vinculo afectivo con su abuela del Peru que lleva el nombre Chabuca y que la visito cuando varias veces en Lima cuando estaba viva. Su abuela ya no esta pero el vinculo afectivo esta vivo y cantara en Octubre cuando todos los estudiantes del ultimo anho tienen que hacer un “solo”. Es bilingue por decision propia pero no quiere especializarse en lengua e idiomas porque dice que aprendio a hablar el castellano desde el corazon. Su idioma diario es el ingles y mantiene el castellano conmigo en casa y para expresar sus emociones. Dice que el castellano es mas expresivo. En verdad es una bendicion hablar dos idiomas cuando el ninho recibio claridad desde el ninho: su papa siempre en ingles y yo siempre en castellano y asi crecio. Muchas gracias Tamara por tu articulo! Un abrazo Laura

    • Tamara Chubarovsky 23 febrero, 2017 en 9:03 am - Responder

      Gracias por contar tu experiencia, Laura!

  6. Llanos 23 febrero, 2017 en 12:46 pm - Responder

    Mi pareja es ingles yo yo española, a mi niño de casi tres años le hablamos en los dos idiomas. Nos planteamos hablarle solo español por estas razones que expone Tamara pero el nivel de Andy en español no es suficiente como para poder hablarle de todo en español asi que el le habla en ingles y yo en español. Yo veo que Nico va mas retrasado con el idioma que otros pekes de su edad y muchas veces se frustra por eso, tiene dos años y medio y en general expresa bien sus necesidades pero no mucho mas que eso y eso es un poco frustrante en algunos casos. Veo que es muy confuso aprender dos estructuras gramaticales a la vez, dos palabras y dos maneras de decir cada una de las cosas.. Mezcla palabras, y mezcla estructuras gramaticales, “yo coming”, “bonito ones” y cosas asi… no es facil para ellos… Se que dentro de unos años dominara los dos y sera estupendo pero el proceso asi de esta manera personalmente lo veo mas dificil.

  7. […] Pros y contras del bilingüismo en la primer infancia […]

  8. Angélica González 18 mayo, 2017 en 6:26 pm - Responder

    Muy interesante tu publicación, tienes razón, el niño debería ver el inglés como algo divertido, y las enseñanzas con rimas y canciones son excelentes.
    Saludos.

  9. Chio Montes 30 junio, 2017 en 6:24 am - Responder

    Yo hablo el alemán fluido ya q viví 8 años en Austria, ahora vivo en Lima y tengo una beba de 21 meses. Estoy empezando con canciones en alemán, no sabía lo de las rimas. Crees q esté bien q yo le cante las canciones, lo digo porque no es mi idioma materno, o sería preferible q solo le ponga los audios de las canciones? Consideras q es muy temprano para empezar con el segundo idioma? Y sabrás donde podría encontrar rimas en alemán?

    • Ainara Cámara 25 julio, 2017 en 5:20 pm - Responder

      Hola Chio, como tu idioma materno es castellano, en castellano puedes hacerle ya rimas y canciones. En aleman, aunque tengas acento, también podrías, siempre que te encuentres cómoda y sea un juego y no una imposición de enseñar una segunda lengua. A esa edad, audios mejor no, siempre mejor voz humana, aunque desafine!
      En alemán busca Wilma Ellersiek, Handgestenspiele. SOn libros, no DVD. Saludos

Deje su comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero deEducación y Lenguaje, SL, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en tamara@vozymovimiento.com

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Ainara Cámara Garayoa con la finalidad de atender mi solicitud. *

¿A qué te ayudan estas rimas?

¿Por qué empezar a usarlas ya con tus alumnos e hijos?


Descúbrelo en esta
Guía gratis + 3 rimas exclusivas.

Descubre las

Rimas con Movimiento