Influencia del lenguaje en la estructura orofacial

Aprende pautas para corregir la postura incorrecta de la lengua, la respiración bucal y la mordida abierta a través de ciertos sonidos. Estas situaciones suelen llevar a ortodoncias en la infancia.

Según la manera de hablar de una persona, podemos deducir mucho sobre su carácter, estado de ánimo, capacidad cognitiva, respiración e incluso sobre su estado físico.  Rudolf Steiner, a través del “Arte de la Palabra” (Sprachgestaltung), nos dio también la posibilidad de a través del lenguaje interferir positivamente en cada uno de estos ámbitos. El medio para poder hacerlo son los elementos propios del lenguaje en sí: las vocales y las consonantes con todo su potencial formativo y curativo.

El tono de voz, si es nasal, disfónico o profundo nos habla de la conexión de la persona con su cuerpo y su voluntad.

La respiración y la consiguiente dinámica en el habla nos aporta información sobre estados anímicos. A través de ella percibimos depresión, excitación, apatía, rabia…

Y la articulación nos informa sobre el estado de presencia y actividad del pensar. Es interesante constatar que cuando hay menos conciencia, ya sea por alcohol o por una disposición de encarnación, como es el caso de los discapacitados, la articulación de la consonante está muy debilitada y el lenguaje suena vocálico y predominantemente emocional.

Si queremos hablar de la influencia del lenguaje en la estructura orofacial, es decir, en la conformación de labios, dientes, paladar  y lengua, es necesario centrarnos en la articulación, ya que la articulación de las consonantes juega un rol de gran importancia en la formación de los órganos fonadores. A su vez, una articulación clara y precisa nos aporta luz y claridad al pensar, fuerzas también relacionadas con la formación de los dientes.

Rudolf Steiner habla del lenguaje como el conjunto de fuerzas etéricas (formativas), que actúan en la configuración de los distintos órganos: Las consonantes oclusivas (/d/, /k/, /t/, /p/…) actúan dando forma y estructura; los sonidos fricativos (/f/, /s/, /j/…) aportan calor y energía; La /r/, como sonido de aire, aporta ligereza, luz y movimiento; la /l/, como sonido de agua, activa especialmente las fuerzas etéricas y los fluidos, dando calma y bienestar.

Estos grupos de sonidos actúan en todo el cuerpo, pero nos centraremos en su influjo en la conformación de las tres principales aéreas de la boca: la zona labial, la linguodental y la palatal.

Los labios

Rudolf Steiner describe como el labio superior se corresponde con el sistema neurosensorial y expresa algo del pasado. El labio inferior se corresponde con el sistema metabólico y trae fuerzas del futuro. La unión de los labios, representa el sistema rítmico y es donde nos sentimos presentes. El Yo, dice Rudolf Steiner, vive en los labios. Parece complejo de entender,  sin embargo basta un pequeño ejercicio para poder acercarnos vivencialmente a este concepto. Basta dejar caer la mandíbula inferior, entreabrir la boca, para sentirnos bobos, menos presentes…

Sin embargo la boca entreabierta también se corresponde al estado natural del bebé, de inmensa apertura hacia al mundo y lo seguimos viendo en los niños pequeños cuando escuchan asombrados un cuento. Sin embargo, entre las tareas e hitos evolutivos del niño está cerrar la boca, lo que significa separarse del mundo y autopercibirse como un Yo.

No ser capaces de cerrar la boca tiene consecuencias a muchos niveles. En cuanto al estado de conciencia, ya hablamos de un estado más dormido. Esto tiene también una relación fisiológica. Cuando respiramos por la nariz, el aire sube directamente, oxigenando el cerebro y aportando claridad mental. El respirador bucal, se pierde esa oxigenación y en cambio absorbe sin filtro todo tipo de gérmenes. La caída del maxilar inferior y generalmente también la postura caída de la lengua, interfieren negativamente en toda la postura corporal. Vemos que la falta de tonicidad en la boca repercute en una hipotonía muscular general, incorrecta postura cervical y de la columna vertebral. Los odontólogos saben además, como esto a su vez provoca fácilmente paladar gótico y otra suerte de males que suelen necesitar de ortodoncias.

Entre las causas de una boca abierta vemos factores internos y externos. Como internos ya mencionamos las disposiciones dadas por una discapacidad o menor estado de presencia y encarnación. Entre las causas externas más habituales se encuentra el abuso de biberones, chupetes, papillas y alimentos que no requieren buen masticado. Hay un déficit en el desarrollo de los patrones correctos de masticado y deglución. Otro aspecto a mencionar es la cantidad de horas que hoy día los niños pasan frente a pantallas, momentos donde su Yo está completamente fuera y su boca totalmente abierta…

Sin embargo mucho más interesante que lamentarnos,  es constatar, que así como los patrones de deglución interfieren en la formación de los órganos y en el lenguaje, también el lenguaje interfiere en la formación de los órganos y los patrones de deglución, pudiendo revertir anomalías.

Los sonidos labiales /p/, /b/ y /m/, actúan especialmente tonificando los labios y facilitando su cierre. A su vez, una buena articulación aporta inmediatamente un estado de mayor presencia y autoconciencia, fundamentales para cerrar la boca.

La lengua

La lengua baja, hipotónica, es otro síntoma que suele acompañar al respirador bucal. La lengua, según Rudolf Steiner, representa lo astral, lo emocional. Debería estar contenida por los labios, los dientes o en estado de reposo, flotar con ligereza tocando el punto alveolar. Una lengua incontrolada, que se mueve constantemente, sale hacia afuera o choca con los dientes inferiores, denota falta de autocontrol emocional. Es muy habitual en los bebés, que obviamente aún no tienen autocontrol y también de los discapacitados psíquicos, sin embargo en estadios más leves, presente en muchos niños. Controlar la lengua significa autocontrol. Una lengua caída, nos da peso a todo el cuerpo. Una lengua en su sitio, además de luz y ligereza, activa un centro energético que activa el Yo y fisiológicamente el nervio trigémino.

Son muchos los sonidos que actúan sobre la lengua. La /r/ le da ligereza, movimiento y luz. Los oclusivos /d/, /t/ y /n/, le dan forma, estructura y tonicidad. La /l/ la humecta y expande. La /s/ le aporta energía y dirección, refrenándola en la barrera de los dientes.

De modo que según la  patología sabremos qué sonidos serán más indicados y la vez, cada dislalia nos informa de un déficit en ciertas fuerzas formativas o energías.

En el caso del sigmatismo (sustitución de /c/ por /s/), vemos como el astral, la lengua, se esparrama y no es contenida por las fuerzas del pensar, que representan los dientes.

En el rotacismo (dislalia de la /r/), las fuerzas de la flexibilidad y el movimiento no están armónicas, suele haber hipo o hipertensión, a nivel tanto físico como conductual.

Pero volviendo a los problemas dentales derivados de una mala postura de la lengua y mal cierre de boca, vemos que a través de Rimas y Juegos de dedos, tenemos un gran campo de acción, sobre todo a nivel preventivo en el primer septenio, pero también correctivo en niños mayores.

Algunos ejemplos:

Tonificar labios (para respirador bucal)

El Pollito

Un pollito pequeñito

pía, pía y pía

salta con una patita sola,

pica con el pico palomitas.

La /p/, junto con el movimiento de pinza, tonifican especialmente los labios ayudando al cierre de boca.

Los otros sonidos linguodentales (/n/, /t/, /l/, /s/) activan la conciencia en lengua y dientes favoreciendo el masticado.

Es una rima muy idónea para hacer antes de las comidas.

L

Activar la lengua (para incorrecta posición de la lengua)

Los Delfines

En el delta de la aldea

diez delfines aletean.

Saltan, saltan los delfines,

saltansaltan saltarines.

Danzan, danzan los delfines,

danzan, danzan, danzarines.

Activa la punta de la lengua, facilitando la articulación de la  /l/, /d/, /n/, /t/ y /s/ y por ende también de la /r/ (sonidos linguodentales: alveolares e interdentales)

Los movimientos de manos apoyan especialmente a los sonidos /d/ y /l/.

Promueve la correcta posición de la lengua en reposo.

Ideal para rotacismos, por estimular indirectamente la /r/.

El paladar

El paladar es la zona de la deglución y aquí la conciencia es dormida. No podemos controlar el reflejo de tragar. En cambio en los labios hay gran conciencia y en la lengua la conciencia es semidormida. Rudolf Steiner relaciona al paladar con la fuerzas etéricas, sobre las que no tenemos  conciencia y a su vez con la voluntad. De hecho hace falta mucha más conexión corporal y voluntad para pronunciar los sonidos palatales /g/, /k/ y /ñ/. A diferencia de en la articulación de la /m/, en la /k/ sentimos que se activa hasta nuestro sistema metabólico y se nos encoge la barriga, si la decimos con fuerza.

También el maxilar inferior se corresponde con la voluntad. Así es que en la odontología antroposófica, se habla de cierta falta de voluntad, cuando nos encontramos con un maxilar retraído. Es decir, vemos que la persona tiene dificultad en llevar a cabo sus deseos, no consigue poner en marcha su voluntad y realizar sus pensamientos. Por tanto, si queremos abordar la odontología de un modo integral, más allá de las posibles ortodoncias, podemos plantearnos de qué modo ayudar al paciente a fortificar su voluntad a través de ciertos sonidos. Por un lado vemos que los sonidos palatales fortifican la voluntad, de modo que serán muy útiles unidos a movimientos que los apoyan especialmente. Este es el caso de la siguiente Rimas y juegos de dedos:

Activar la voluntad (para maxilar retraído)

El caballo

Tamara Chubarovsky, DVD Rimas y juegos de dedos para las 4 estaciones.

Cabalgo en mi caballo blanco

Corre, corre caballito

Corre corre carro

Cabalgo en mi caballo blanco…

Los sonidos palatales coinciden con el movimiento de talón de mano y los labiales con la punta de los dedos, reforzando una correcta articulación y conciencia de estas áreas.

Ayuda especialmente a orientarse en la boca. La alternancia de sonidos palatales y labiales ayuda a colocar el maxilar, ya que hace un movimiento de atrás hacia adelante.

Si hacemos especial hincapié en el movimiento y sonidos palatales, reforzaremos la voluntad.

Ante un maxilar retraído también puede ser de gran ayuda activar la voluntad a través de la /f/. La /f/ aporta coraje a la voluntad, ya que interviene el labio inferior (voluntad, metabolismo) que es sujeto por los dientes superiores (sistema nervioso y fuerzas del pensar) dándole calor y fuerza. A su vez el movimiento necesario para articular la /f/, adelanta el maxilar.

En realidad, no hace falta prestar especial atención a la lengua, dientes o labios, si el sonido suena bien, entonces es señal de que el órgano fonador está trabajando correctamente. Por eso en el Arte de la Palabra, en vez de trabajar con espejos, como en la logopedia tradicional, trabajamos a través de la escucha y a través de movimientos de manos que apoyan la producción correcta del sonido.

Activar la voluntad (para maxilar retraído)

La Mesa del Jardín

(Thilde Lorenz, adaptado por Tamara Chubarovsky, antes en DVD Rimas y Juegos de movimiento. (próximanente en Curso online apoyo al aprendizaje y el lenguaje).)

Fish fish fish, la mesa del jardín.

Rash rash rash, que lisa va a quedar,

Trash trash trash, cepilla sin cesar,

Zas, zas, zas, astillas a quitar.

 

La gran cantidad de sonidos fricativos aporta calor y entusiasmo y animan a la acción, a través de los movimientos amplios y enérgicos,  que los acompañan.

Hemos mencionado que Rudolf Steiner dice que el lenguaje es el conjunto de fuerzas etéricas. Hemos visto su acción en las tres principales zonas de la boca a través de los cuatro grupos de consonantes. Rudolf Steiner añade: Si el lenguaje está en orden, bien articulado y por ende cada sonido puede ejercer sus fuerzas arquetípicas, entonces el cuerpo etérico recibe los impulsos adecuados, entre ellos los impulsos para formar correctamente los dientes…

Asimismo afirma el rol imprescindible de la destreza de manos, dedos y pies, en la formación de los dientes definitivos. Las manos en sí, son grandes activadores cerebrales, activadores del lenguaje e inhibidores de los reflejos bucales. Pero Rudolf Steiner va más allá, afirmando que la habilidad de los dedos durante el primer septenio será decisiva en la formación de unos dientes bellos y bien alineados. También desde este punto de vista podemos ver como “Las rimas y juegos de dedos” tienen una enorme acción preventiva en la época de los dientes de leche.

Bibliografía recomendada:

En el curso on-line Apoyo al aprendizaje, el lenguaje y la lectoescritura, mediante Rimas con movimiento encontrarás mucha más información sobre estos temas.

Enterarte la primera y disfruta de la oferta de lanzamiento:

Apúntame a la lista de espera
Por | 2018-12-18T13:21:02+00:00 enero 13th, 2015|Desarrollo del lenguaje|2 Comentarios

2 Comentarios

  1. […] Recordemos además la importancia del masticado para el desarrollo del lenguaje.  Comer mejor, ofrecerles alimentos que requieran trabajo de masticado y no explayarse con las papillas y  la mamadera/biberón hasta los 5 años, podríamos considerarla la sexta vía de acción indirecta sobre el lenguaje en niños pequeños. lenguaje y alimentación y impacto del lenguaje en la estructura orofacial […]

  2. […] Tener la boca cerrada ayuda al correcto masticado, correcta respiración, tono corporal general, atención y concentración. (El lenguaje en la estructura orofacial). […]

Deje su comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero deEducación y Lenguaje, SL, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en tamara@vozymovimiento.com

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Ainara Cámara Garayoa con la finalidad de atender mi solicitud. *

Un recurso que los niños adoran.

 

Les ayuda a mejorar su desarrollo, lenguaje y aprendizaje.


Descarga la guía y podrás empezar a usarlas hoy mismo.

Descubre las

Rimas con Movimiento