En esta entrada te describo brevemente el desarrollo sensomotriz y lingüístico y te muestro cómo  puedes apoyar estos procesos a través de las Rimas con Movimiento®

Apoyar el desarrollo del movimiento en los 6 primeros años

Hasta el cambio de dientes, una de las tareas primordiales de los niños es conquistar y dominar su cuerpo. Y nuestra tarea es generar las condicionas para que ésto ocurra con éxito. Rudolf Steiner hablaba de ayudar a que el yo del niño, su individualidad, se sienta “en casa” en su cuerpo, cogiendo las riendas y el control sobre éste. Hoy día hablamos de ayudar a los niños a superar reflejos primitivos, definir su lateralidad, etc, en significa lo mismo, dominar el propio cuerpo, disponer de él como herramienta básica  para el aprendizaje y desarrollo emocional. En la etapa de infantil deberíamos apoyar el desarrollo motriz y sensorial pero no desde una práctica de movimientos mecánico o competitivos, sino desde el juego.  Además del juego libre y espontáneo, debemos dar espacio a los juegos rítmicos, acompañados por canciones y rimas, como los ha habido siempre. Cuando el lenguaje y el movimiento se unen en ritmo alegre y acompasado, sentimos la infancia…

Etapas de desarrollo motriz

  • Durante el primer año de vida el bebé recapitula la evolución animal, rodando arrastrándose, reptando, gateando, para finalmente transformarse en verdadero ser humano al conseguir andar. Esto a su vez sigue las leyes de ir del movimiento homolateral al bilateral, del movimiento simétrico al movimiento con cruce (gateo). Ver más: Reflejos
  • Durante el primer año de vida el bebé va conquistando su movimiento de arriba a abajo (de la cabeza a los pies) y del centro a la periferia (del pecho a los dedos de las manos).
  • Esta secuencia sigue vigente hasta los 6 años: Los niños de 3 años ya son capaces de hacer movimientos rítmicos con las manos, pero aún no con los pies. Dicho control lo adquieren en torno a los 6 años.
  • Los niños  de 3 años ya son capaces de realizar movimientos de brazos y manos homolaterales (solo una mano) y simétricos (ambas manos hacen lo mismo). Sin embargo es en torno a 5 años que serán capaces de hacer movimientos coordinados de brazos con cruce y simultanear movimientos independientes en cada mano. Lateralidad-Integrar hemisferios

Importancia del movimiento

  • La postura erguida, el andar y el movimiento de las manos posibilitan el surgir del lenguaje: la palabra surge del movimiento.
  • El movimiento organiza el cerebro. Una buena organización corporal será la base del aprendizaje cognitivo.
  • Las experiencias corporales se transforman en experiencias psíquicas. El autocontrol corporal lleva al autocontrol emocional, el equilibrio físico al equilibrio psíquico. El movimiento también influye en las emociones.

Apoyo al desarrollo sensomotriz a través de Rimas con Movimiento®

A través de las rimas podemos estimular varios sentidos, además de los conocidos sentidos del oído y vista: 

  • El ritmo, siempre presente en las rimas, influye en la respiración y su relación con el sistema circulatorio. A través de él influimos en el sentido vital (sensación de bienestar). El ritmo a su vez permite a lo niños diferenciar la sílaba, proceso fundamental para aprender a escribir y leer.
  • Los movimientos simétricos (ambas manos, brazos o piernas hacen lo mismo) son el primer paso hacia una buena lateralización y conectividad hemisféricas. Las rimas con movimientos cruzados representan una clara activación de la interconectividad hemisférica, requisito fundamental para prevenir la dislexia, por ejemplo.
  • Las rimas que contienen movimientos de giro, balanceo, salto o equilibrio, mejoran el sentido vestibular (equilibrio), básico para el desarrollo de la capacidad de atención.
  • Siempre que toquemos al niño o que el niño se toque a sí mismo trabajamos la geografía corporal y el sentido del tacto, que guarda especial relación con el comportamiento.
  • Donde ejercitamos fuerza, destreza y habilidad motora, ejercitamos el sentido del movimiento propio o propioerceptivo, además de contribuir a la superación de reflejos retenidos, aspecto clave en el aprendizaje y el comportamiento.
  • Cuando movemos los dedos con ágilidad, facilitamos las conexiones neurológicas y la buena articulación del lenguaje. Dedos ágiles significan “mente ágil”. De ahí la relación existente entre los juegos de dedos y las habilidades matemáticas.

Apoyar el desarrollo del lenguaje en los primeros 6 años de vida

El lenguaje surge del movimiento. El niño primero aprende a caminar y es a partir de su postura erguida que surgen sus primeras palabras. Su andar repercutirá en su tono de voz y articulación. Su movimiento de manos dará modulación y colorido al lenguaje. El abrir y cerrar de la mano, la destreza de los dedos, todo ello influirá en la formación y articulación correcta de los sonidos. A su vez el rol de los adultos del entorno es crucial en el aprendizaje del habla, los niños aprenden por imitación. En este sentido cobrará gran importancia nuestro propio lenguaje, nuestros movimientos y en general todas nuestras actitudes y emociones. En la  primer infancia, tan o más importante que el contenido de lo que decimos es cómo lo decimos. Debemos recordar ésto tanto a la hora de dirigirnos a los niños, como a la hora de elegir rimas, juegos y canciones. El impacto del lenguaje del adulto en el niño.

  • El movimiento es la base fisiológica del lenguaje: tanto el andar como el movimiento de manos tienen un efecto directo en la articulación y modulación.
  • Para aprender a hablar los niños necesitan de adultos que les hablen directamente, mirándolos a los ojos, con afectividad y coherencia. Sin modelo, no hay lenguaje. Que nosotros mismos seamos capaces de manifestar en nuestras palabras sinceramente nuestros pensamientos y sentimientos con gestos acordes a éstos y estar completamente presentes en nuestras acciones sin pensar en otra cosa, será un verdadero regalo para el  desarrollo infantil.
  • A su vez el lenguaje es la base del desarrollo del pensar: tanto por su lógica intrínseca y la posibilidad que ofrece de pensar y expresar pensamientos, como por la cualidad de sus sonidos. El lenguaje en sí forma y estructura el cerebro. Una articulación clara promueve un pensamiento claro. Significado de las rimas con juegos de dedos
  • Una buena oralidad es la base de una buena competencia lectoescritora.
  • En los primeros años de vida, la vibración del lenguaje bien articulado contribuye en la formación de los órganos internos, el cerebro, la musculatura y la respiración.

Apoyo del desarrollo del lenguaje a través de Rimas con Movimiento®

  • Las Rimas con Movimiento® promueven una buena articulación y un hablar claro y correcto, además de potenciar las cualidades específicas de cada sonido, facilitando su efecto a nivel físico, psíquico y mental.
  • En las Rimas con Movimiento se ha tomado en cuenta los movimientos facilitadores de fonemas, lo que las hace muy efectivas ante dislalias (problemas de articulación/dicción). Ejemplo, sonido P y movimiento de pinza.
  • La repetición fonológica intrínseca en las rimas favorece la conciencia fonológica, requisito fundamental para el aprendizaje de la lectoescritura.

El pollito:

Los Delfines: