La Pedagogía Waldorf de un pantallazo

Anexo sobre Pedagogía Waldorf del Libro “Cuentos para ver, oír de sentir, tomo II”, de Tamara Chubarovsky.

La Pedagogía Waldorf promueve el desarrollo integral del ser humano desde la comprensión de su desarrollo evolutivo desde la niñez a la primera juventud, es decir, teniendo en cuenta el momento vital en el que aparecen las diferentes  capacidades vinculadas, a lo que Steiner denomina, el ámbito del querer, del sentir y del pensar, buscando formar seres humanos completos y totales.  Esta pedagogía trabaja de manera armónica  y progresiva sobre estos ámbitos de la acción/realización (voluntad), el emocional (sentir) y el mental (pensar), con distintas metodologías y enfoques según la edad de los niños. En este sentido, uno de los pilares de la Pedagogía Waldorf trata del estudio de las etapas del desarrollo del ser humano, que establece en ciclos de siete años lo que se denomina como “Septenios” (Ver Cuadro 3). En cada septenio van apareciendo necesidades y capacidades en el ser humano, y para esta pedagogía, es fundamental acompañar y respetar los tres primeros septenios a la hora de facilitar en los niños un desarrollo y una evolución hacia la madurez. Rudolf Steiner recomienda no forzar procesos cognitivos abstractos cuando el cerebro y el yo no están preparados para ello.

Promover la salud es otra característica fundamental de esta pedagogía, que a través de su metodología ayuda a madurar las tres principales áreas corporales que son la sede física de las facultades antes mencionadas. Se denomina a éstas áreas sistema neurosensorial (cerebro y órganos sensoriales), sistema rítmico-respiratorio (pulmón y corazón) y sistema metabólico-motor (órganos abdominales y extremidades).

Por otro lado la pedagogía Waldorf parte del concepto de que estamos compuestos por cuatro estratos del ser que, si bien están todos presentes al nacer, algunos permanecen todavía en un estado incipiente, y es justamente la labor de la educación, el ayudar al niño, a través de sus etapas evolutivas, a desarrollar  y madurar plenamente cada uno de ellos. Estos son el cuerpo físico, el cuerpo energético (responsable de las funciones vitales de regeneración, nutrición y reproducción), el cuerpo emocional y la estructura del yo. Rudolf Steiner los denomina cuerpo físico, cuerpo etérico, cuerpo astral y yo. Y cuando se refiere a ellos habla de “estructura cuatripartita del ser humano”, del mismo modo que la anterior es denominada “estructura tripartita”.

La educación Waldorf aborda en su currículum los diferentes aspectos  del ser humano: cuerpo/mente/emoción/espíritu.

Existen en la actualidad más de 2000 centros de infantil y primaria Waldorf, repartidos por más de 65 países en todo el mundo que, desde su libertad y autonomía, suscriben a este movimiento pedagógico creado por Rudolf Steiner y reconocido por la UNESCO.

 

Metodología Waldorf en Infantil y Primaria

La educación infantil

En estos primeros años de vida el desarrollo físico, emocional y cognitivo del niño se encuentran unidos de forma compleja y sutil, por lo que en esta etapa lo más importante es el respeto a su individualidad. Se les da el tiempo y el espacio para el juego creativo para que puedan desarrollar la imaginación. La imitación es considerada la principal herramienta por el maestro de educación infantil. El aula es un espacio cálido que proporciona a los niños tiempo para el juego simbólico, para las actividades artísticas y momentos para el reposo. Cada día se narra el cuento, se hacen representaciones con títeres, además de actividades artísticas relacionadas con las estaciones del año, como pintar con ceras y acuarelas, corros, juegos de dedos… Siendo el ritmo un principio educativo fundamental.

Ritmo del día

Dado que los más pequeños tienen una conciencia del tiempo muy distinta a la del adulto, el ritmo nos ayuda mucho a conformar la programación. Se alternan actividades de concentración y juego. Cada centro y cada maestro gestiona libremente este ritmo diario. Importante es tener siempre las mismas rutinas. Aquí ofrezco una relación orientativa de actividades:

 

– Bienvenida y actividad con sentido: hacer pan, preparar desayuno, dibujo libre…

– Juego libre dentro

– Recoger el espacio

– Aseo

– Rimas y canciones.

– Desayuno conjunto

– Juego libre fuera

– Cuento y despedida.

Ritmo mensual y anual

Cada día de la semana puede tener una diferente calidad marcada por las actividades artísticas. El ritmo del año  se enmarca en el trabajo por proyectos relacionados con los ciclos anuales y la preparación  de las celebraciones de las fiestas estacionales, que determinan las actividades y la temática de las rimas, de las canciones y los cuentos. Cada periodo concentra los aprendizajes, por ejemplo, se cuenta el mismo cuento y se hacen las mismas rimas de estaciones unas tres o cuatro semanas, de forma que permite a los alumnos una experiencia más profunda e intensa. Septiembre por ejemplo, en Europa, se corresponde a la época de la cosecha y gratitud a la tierra por sus frutos. En octubre comenzamos con las actividades de otoño como tal, etc.

El tutor

El mismo tutor acompaña a los niños durante toda la etapa de infantil. En cada grupo hay niños mezclados de 3 a 6 años. De este modo se trabaja de manera natural las habilidades sociales. La maestra intenta que todas las actividades diarias que realiza con los niños tengan sentido en lo cotidiano (hacer el pan…).

Principios 

En los tres primeros años conquistan el equilibrio, el caminar de pie, la adquisición del lenguaje y el establecimiento de la base del pensamiento cognitivo, además de aprender a relacionarse.

En la etapa del parvulario  absorben el entorno y aprenden a través de la imitación y del juego. El juego es fundamental, porque a través de él se cultiva la creatividad, la imaginación, la iniciativa y el niño aprende a relacionarse. En esta etapa lo más importante es proporcionar al niño un entorno saludable, buenos hábitos de comportamiento como la memoria, la valorización, el orden, la escucha y el disfrute del mundo natural.

Trabajando conscientemente el ritmo-diario, semanal y anual de las estaciones, con la repetición rítmica como herramienta pedagógica, el maestro Waldorf promueve y cultiva la voluntad con amor en el niño.

La educación primaria

Después de la educación infantil el niño debe empezar a orientarse en un mundo más amplio que le permita de forma armónica ir conformando su identidad individual. Entre los seis o siete años, la memoria se expande y se hace continuada.

A partir de los diez años, la vida emocional del niño sufre un gran cambio, el sentimiento se va tornando más objetivo y el niño se percibe más a sí mismo, presentando estado emocionales variables y opuestos y tornándose más crítico con el entorno inmediato. En este momento la pedagogía Waldorf intenta guiarlo a través del estudio fenomenológico de la naturaleza y la historia de la humanidad, para que pueda sentir admiración hacia el mundo. Vivenciar que “el mundo es bello” le resulta sanador.

Ritmo del día

En primaria se comienza con la “clase principal”, que tiene una duración de entre 90 y 120 minutos de rimas, canciones, movimiento y, a continuación, las actividades de la estación. Como ya explicamos en el capítulo 1, las asignaturas troncales, como lengua, matemáticas y otras, que habitualmente pertenecerían al conocimiento del medio, se dan por épocas o períodos de cuatro semanas, durante las primeras dos horas de la mañana. En primero, por ejemplo, se van alternando épocas de dibujo de formas, lengua y matemáticas, teniendo tres períodos de cada área en el transcurso del año. Las asignaturas de música, manualidades, idiomas, gimnasia y otras específicas de la pedagogía Waldorf, se imparten durante todo el año, generalmente con una periodicidad de dos veces por semana. Después de la clase principal se realiza el desayuno y se pasa al juego libre en el patio.  Luego comienzan las clases con los especialistas de euritmia/danza, manualidades, música, lenguas extranjeras y educación física. En las clases superiores también hay clases de carpintería, jardinería y modelado.

Todos los aprendizajes conceptuales son presentados de manera artística y con un enfoque integral. De este modo, se da prioridad a los procesos, a la capacidad de transformación y a la comprensión global. Las narraciones son el hilo conductor de cada curso escolar. Estas acompañan el desarrollo interior de los niños y niñas, ya que reflejan sus diferentes etapas evolutivas.

Ritmo mensual y anual

Se sigue el mismo ritmo que en la educación infantil, la “clase principal” siempre se da en bloques de unas tres o cuatro semanas, y las especialidades, generalmente, se da con una periodicidad de dos veces por semana.

El tutor

El mismo tutor acompaña a los niños en toda la Primaria. De este modo se genera un fuerte vínculo afectivo y un gran conocimiento del desarrollo de los niños.

Secundaria y clases superiores

Aquí los jóvenes recibirán las asignaturas obligatorias según la legislación, añadiendo asignaturas artísticas y prácticas, propias de la metodología Waldorf.

Asignaturas como matemáticas, lengua, lengua extranjera y educación física, se suelen dar regularmente. Otras asignaturas se dan en bloques de cuatro semanas, en la clase principal.

Existe la figura del tutor, pero no con la relevancia de los cursos anteriores.

 

Anexo sobre Pedagogía Waldorf del Libro “Cuentos para ver, oír de sentir”, de Tamara Chubarovsky.

Por | 2018-06-18T18:53:44+00:00 enero 29th, 2017|Sin categoría|2 Comentarios

2 Comentarios

  1. Noelia 6 septiembre, 2018 en 12:18 am - Responder

    Hola Tamara
    Esta pedagogía contempla algo para el control de los esfinteres? En concreto para niños de 9 años, sanos físicamente, con retraso neuromadurativo, q no pueden controlar el pipí por la noche?
    Es el caso de mi hijo.
    Hay alguna rima q pueda ayudarme?

    • Tamara Chubarovsky 10 septiembre, 2018 en 3:57 pm - Responder

      Hola Noelia, eso ya es un tema médico…La medicina antroposófica está vinculada a la pedagogía waldorf y desde ahí seguramente podrían darte respuesta. Si me dices localidad donde vives puedo intentar orientarte a alguien. Saludos!

Deje su comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero deEducación y Lenguaje, SL, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en tamara@vozymovimiento.com

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Ainara Cámara Garayoa con la finalidad de atender mi solicitud. *