Cómo usar las Rimas con movimiento y aprovecharlas al máximo

En este post encuentras recomendaciones para sepas cómo usar las Rimas con Movimiento para sacarles todo el partido. Son un recurso sencillo, alegre y versátil que te ayuda en todas las áreas del desarrollo infantil.

En la actualidad los niños cada vez se mueven y vinculan menos y, a la vez, están más expuestos a un exceso de estímulos sensoriales que no pueden procesar. Son las carencias y los excesos que sufren muchos niños del primer mundo. Desde la neurociencia se sabe las consecuencias negativas de esto en el desarrollo del cerebro y de las capacidades de aprendizaje y desarrollo afectivo.

Las Rimas con movimiento® combinan movimientos y sonidos que ayudan a los niños a contrarrestar estos excesos y carencias de nuestra época, ayudándoles a madurar su Sistema Nervioso Central. Una rima de pocos segundos puede tener múltiples funciones: centrar, activar la memoria, la atención, la coordinación, el lenguaje, los vínculos y el contacto con el medio, además de aportar alegría bienestar y autoestima.

Simples y efectivas, son un recurso al alcance de todos, económico y siempre a mano. Pero para poder sacarles el máximo rendimiento, además de asistir a algún curso, te recomiendo leer estas indicaciones de uso.

Recomendaciones para trabajar con las Rimas con movimiento®

Aprovecha al máximo sus beneficios. Respetando sus ritmos y necesidades.

Trasmítelas tú en directo:

  • Cuando el niño oye tu voz sus cuerdas vocales vibran al son de las tuyas. El niño vibra contigo y las rimas tienen gran efecto incluso cuando el niño solo las escuche, como ocurre en el caso de niños muy pequeños o discapacitados. Niños desde los 2 años querrán hacerlas contigo, querrán imitarte, en marcha. Se activarán. Una rima en vivo, a la vez que que invita a la acción, calma y centra. Algo visto por pantalla, primero produce un efecto de pasividad y luego, de nerviosismo.
  • Las rimas no surten el mismo efecto si el niño las ve en vídeo. En vídeo pueden entretener pero renuncias a su potencial curativo. Hay frecuencias de onda en tu lenguaje que el niño solo puede percibir escuchando tu voz en directo. Si la escucha por otros medios, no le llega toda la información. Por eso le resulta mucho más fácil imitar o reproducir lo que tu hagas delante suyo directamente.

Activa en tí lo que quieras activar en el niño:

  • Confía en las neuronas espejo, en el traspaso de vibraciones, en la imitación. Céntrate en ser un ejemplo digno de ser imitado. En hablar con claridad, articulando bien delante y activando tu  propia lengua y labios si quieres que el niño hable bien y claro. Céntrate en hacer movimientos precisos, rítmicos y armoniosos si deseas que el niño se mueva con gracia y precisión. Céntrate en estar tú calmo, centrado, estable y verás como el niño también lo estará. Disfruta de las rimas y trasmítelas con alegría. Verás como son bien aceptadas y queridas.
  • Todo esto facilitará una mejora del lenguaje, comportamiento y rendimiento cognitivo del niño de manera natural,  sencilla y amable.

No corrijas, confía en los procesos:

  • En menores de 7 años procura no enseñar la rima, y aún menos, corregir. Haz la rima con alegría, ofrécela como un regalo y el niño reproducirá aquello que según su desarrollo sea capaz de imitar. Lo que no pueda hacer te dará pistas sobre su desarrollo que serán tu “secreto profesional”.  La sola repetición continuada hará que el niño de manera autónoma vaya autocorrigiéndose. En otras ocasiones, lo más indicado es recurrir rimas más simples. Para ello ten en cuenta los hitos del desarrollo sensomotor que puedes ver más adelante.
  • Nunca consideres que un niño hizo una rima mal. La hizo acorde a su edad o nivel evolutivo. Todo está bien. Acepta lo que hay, acepta a los niños y ayúdalos a través de rimas más simples o rimas en versión pasiva, moviendo al niño, tocando al niño o para el niño.

Protege su autoestima. No le des información sobre lo que no es capaz de hacer:

  • Para un niño menor de 7 años tener información sobre sus dificultades (motrices, cognitivas, del lenguaje…) agrava el problema. No merece la pena que tome conciencia prematuramente de lo que no es capaz de hacer o hace mal. Sí es importante que tu observes sus dificultades y busques la manera de ayudarlo. Sé prepositivo.
  • Tampoco corrijas de forma directa a niños de entre 7 y 10 años, sino a través de una imagen. También aquí haz un refuerzo positivo.
  • De este modo podrás ayudar a los niños preservando su integridad y autoestima.

Transmite las rimas en un ambiente alegre, afectivo y distendido:

  • Es fundamental que hagas las rimas con el niño en un ambiente distendido, cercano, lúdico y afectivo. No lo fuerces, respeta sus tiempos.

Busca la coherencia y conexión con los ritmos del día y el año:

  • Tu sabes sabes que las rimas contienen un enorme potencial curativo. Pero al niño transmitelas como un juego, un mimo, como alegres rimas que le permiten conectar con su esencia infantil.
  • En primavera haz rimas de pájaros, flores, pollitos. En verano o primavera tardía, haz rimas de insectos, de peces, de agua. En invierno haz las rimas de nieve, frío, casitas.
  • Organiza las rimas por unidades temáticas. Por ejemplo: El caballito, La vaca Lola y El toro Manolo, o La gallina, El pollito y El gallo. Si quieres hacer una secuencia de rimas que parece que por tema no encajan, pero que por sus beneficios necesitas hacer con un niño determinado, intenta encontrar un hilo conductor narrativo que una las diferentes rimas, aportando coherencia.
  • Utiliza las rimas de forma estratégica como ayudantes para las rutinas del día. Hay rimas que puedes hacer siempre a la mañana, como saludo, otras siempre antes de las comidas, etc.

Repite. Los niños aman la repetición:

  •  Podría hacer todos los días rimas como “Un niño hay aquí”, al dar la bienvenida a los niños durante todo el año escolar. O Rompompón durante todo el año, siempre al entrar del recreo o antes del cuento.
  • Te recomiendo que hagas las rimas vinculadas a la época del año al menos durante un mes, todos los días. O según la frecuencia con que te encuentres con el niño, durante 6 semanas o más. Escoge unas tres rimas vinculadas a la época del año, como mencioné antes. Puedes repetir cada rima hasta tres veces, indicando por ejemplo que vino otro pollito, y aprovechando para hacer la rima con la otra mano. Otras rimas con decirlas una o 2 veces es suficiente.
  • Otras rimas que puedes vincularlas a una acción específica, que tal vez ocurra solo una vez por semana. En tal caso, haz esa rima siempre para iniciar esa actividad, durante todo el año o durante todo un trimestre.
  • Rimas como El chaparrón, puedes hacerlas siempre que llueva o en sitios de sequía para pedir lluvia.

Que el niño experimente las rimas como un juego (no como un ejercicio o terapia):

  •  Las Rimas con Movimiento® funcionan como fantásticos ejercicios de logopedia, sin dejar de ser un juego. Por esta razón, puedes hacer una rima para rotacismo, para ayudar a un niño concreto de la clase con todo el grupo a la vez. Para ese niño con rotacismo, será como una medicina, para los demás, será un simple juego. Las rimas siempre tienen un efecto estabilizador y armonizador, no tienen efectos secundarios. Es la razón por la que puede utilizarlas un logopeda, una maestra o una madre en casa. Soy partidaria de que con niños menores de 6 años se hagan en el contexto familiar o escolar, sin sacar al niño de la clase. La propia logopeda podría hacer la actividad con toda la clase o enseñarle la serie recomendada para un niño específico,  a la maestra o a la madre, para que ellas asumieran el tratamiento.
  • Si el niño asiste a una terapia individual trata de que tenga la percepción de que va a jugar y no de que va a terapia.

Las rimas no tienen una edad específica de uso:

  • La edad de uso es aproximada. Una misma rima puede servirte con niños desde bebés hasta los 8 o 9 años.
  • La clave está en tu actitud, en seas capaz de ofrecer la rima sin exigencias, de tener paciencia y aceptar que el niño “tomará” de la rima, lo que en cada momento pueda y necesite.
  • La rima de Pic y Puc puede ser un cuento corto para niños de meses hasta los 2 años. Entre los 3 y los 5 años, es posible que vayan imitando parte de la rima, pero tal vez, muchos recién con 8 años la consigan hacer perfectamente, coordinando el movimiento de ambas manos y del lenguaje.
  • Nunca consideres que un niño hizo una rima mal. Simplemente la hizo acorde a su edad o nivel evolutivo. Todo está bien. Acepta lo que hay, acepta a los niños y ayúdalos a través de rimas más simples o rimas en versión pasiva, moviendo al niño, tocando al niño o para el niño.

Ten en cuenta los hitos de desarrollo sensomotriz:

  • Es más fácil hacer movimientos simétricos (mover ambas manos a la vez, por ejemplo), que asimétricos o cruzados. De hecho, antes de los 5 o 6 años, muchos niños no pueden hacer movimientos cruzados, ya que esto va vinculado a la lateralización de ambos hemisferios. Sin embargo los movimientos simétricos, simples y rítmicos facilitan que el niño por sí solo consiga esta lateralización y consiguiente cruce.
  • Es más fácil hacer movimientos globales de brazos y manos que movimientos de manos solas (con torsión de muñeca) o movimientos diferenciados de cada dedo. Con la práctica, todo llega. ¡Ten paciencia! Recuerda que no se trata de enseñar, sino de dar un modelo que el niño imitará libremente.
  • Es más fácil llevar un ritmo con las manos que con los pies. Recién en torno a los 6 años, podríamos decir que los niños pueden llegar con su conciencia y control hasta la punta de los pies.
  • Es más fácil moverse, que estarse quieto. Podrás observar que tal vez un niño no pueda mantenerse quieto a la pata coja, y sin embargo sí pueda saltar, trasladándose, a la pata coja. Si no es capaz tampoco de eso, el solo hecho de saltar (con ambos pies), será el comienzo de la habilidad del equilibrio. Confía.

En el curso on-line Pautas de crianza y educación infantil respetuosas profundizas en las etapas evolutivas de los niños, lo que es más importante para ellos en cada momento y como puedes apoyarles en su crecimiento con el recurso de las Rimas con Movimiento.

Enterarte la primera y disfruta de la oferta de lanzamiento:

Apúntame a la lista de espera
Por | 2018-11-28T10:53:02+00:00 enero 27th, 2018|Desarrollo del lenguaje, Desarrollo Sensomotor|1 comentario

Un comentario

  1. […] Trabajo lúdico. Evitar correcciones y que el niño tome conciencia del problema, el ambiente debe ser de juego y no de clase o terapia.indicaciones para trabajar con las Rimas […]

Deje su comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero deEducación y Lenguaje, SL, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en tamara@vozymovimiento.com

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Ainara Cámara Garayoa con la finalidad de atender mi solicitud. *

¿A qué te ayudan estas rimas?

¿Por qué empezar a usarlas ya con tus alumnos e hijos?


Descúbrelo en esta
Guía gratis + 3 rimas exclusivas.

Descubre las

Rimas con Movimiento