Este mes traigo un estreno, la Rima con movimiento® «Un baño de estrellas.»

Me habéis hecho muchas peticiones de una rima para saludar a los niños que no implicara contacto (como pasa con Un niño hay aquí, por ejemplo). Una rima para cuando se pueda volver al colegio.

Así que creé esta, pensada para reforzar el vínculo afectivo respetando a la vez la distancia recomendada.

De todas formas hice dos versiones, una con separación y otra para hacer en situaciones en las que si se pueda tocar a los niños.

Es posible que cuando se retomen las clases muchos niños lleguen tensos, temerosos, preocupados, tristes, dispersos, enfadados…

Cada niño, según su carácter y situación familiar, habrá vivido el período de confinamiento o la falta de escuela con rabia, miedo, apatía o por el contrario, con serenidad y alegría, y lo que le costará es volver a las rutinas escolares. 

En cualquier caso será indispensable, y mucho más prioritario que recuperar el tiempo perdido académicamente, recuperar la estabilidad emocional y el vínculo.

Por eso te recomiendo dedicar cada día a primera hora unos minutos para saludar a cada niño.

Estos segundos de atención plena individualizada pueden producir milagros. Ya muchos niños, solo de sentirse vistos, nombrados y reconocidos, mejoran exponencialmente su conducta. 

Por eso haz hincapié en el contacto visual y en decir su nombre completo y de manera amorosa. 

Luego viene el baño de estrellas. Te recomiendo confiar en el poder mágico de la palabra, que es capaz de envolver a los niños en un manto de luz cálida, protectora y alegre. 

Cada niño tomará de la rima lo que necesite. Para unos la clave será sentirse protegidos, para otros sentir alegría y para otros, el brillo radiante de las estrellas. 

Tendrá un efecto sanador y armonizador, tanto más si tú pones esa intención al hacerla.

Recuerda que no se trata de hacerla solamente el primer día de clases, sino durante al menos un mes, mejor todo el trimestre, e incluso todo el curso escolar, como ritual de saludo.

Cuando se pueda volver a apachuchar y tocar a los niños, puedes cambiarla a la versión con contacto.

Si la vas a hacer en casa, con tu familia, te recomiendo la versión táctil, que además aporta conciencia corporal, percepción de sí mismo y confianza.

Un baño de estrellas

Para Ángela,
un baño de estrellas
tan bellas, tan bellas.
Radiantes, brillantes,
protegen y alegran.

¡Espero que tú y tus niños la disfrutéis mucho!

Si quieres saber más sobre cómo usar las Rimas con Movimiento, te recomiendo el curso online en directo Potencia el aprendizaje, la lectoescritura y el lenguaje.

Durante 3 sábados nos juntaremos por Zoom para hacer las clases.

Hay descuento para inscripciones hechas antes del 11 de septiembre. Aquí tienes toda la información.