Este mes traigo una Rima con movimiento® para niños un poquito más grandes, diría a partir de los 6 años e interesante incluso para jóvenes.

En esta rima los elementos clave del efecto son su contenido (mensaje) y su ritmo, que se enfatiza a través del movimiento corporal. 

El ritmo y el mensaje

Es un ritmo ascendente, corto- largo, llamado yambo en la métrica clásica griega. 

Este ritmo da ímpetu, fuerza y coraje. Hay otros ritmos con efecto calmante o que aportan alegría o armonía, pero este es muy vigorizante. 

La abundancia de fonema /k/ ayuda a enraizar, conectar con la tierra y la propia voluntad.

Este ritmo unido al texto que la acompaña y los movimientos ayuda a tener confianza y a aceptar el lugar en el que uno está, el lugar que uno ocupa. Y a transitar la vida y el mundo con coraje y confianza. 

Es un mensaje positivo y alentador, que puede ayudar a muchos niños entre 6 y 12 años a recuperar su energía y autoconfianza. 

El movimiento

Lo mejor es que lo adaptes a las capacidades y posibilidades del niño o grupo, para que no resulte demasiado difícil y, por tanto, frustrante.

Está bien que sea un reto, pero mejor ir de a poco, que en cada etapa tenga la sensación de Yo puedo, Yo soy capaz, Yo tengo confianza, Yo tengo habilidad

Variaciones de movimiento de fácil a más complicado

  1. Solo piernas, abriendo y cerrando. Solo hace esto ya es muy potente. Coordinar, mover y frenar. Es tan importante ponerse en movimiento como parar, y con esta versión haces las dos cosas. 
  2. Solo un pie.
  3. Solo el otro pie.
  4. Alternando. Aquí se produce una activación alterna de los dos hemisferio que ayuda a integrarlos, armonizarlos. Además el niño trabaja el equilibrio y sentido vestibular.
  5. Podemos hacer una estrofa así, otra asa o todas iguales…
  6. Por último añadimos los brazos, con lo que se produce una coordinación total de arriba/ abajo, derecha/ izquierda.

En resumen:

Al hacer esta Rima con movimiento®:

  • Das una inyección de energía, gracias al ritmo yambo.
  • Regulas la respiración, porque cualquier tipo de ritmo ayuda con esto.
  • Fomentas conectar con la tierra y la voluntad, gracias a la abundancia de fonema /k/.
  • Aportas confianza, aceptación y coraje, gracias al texto de la rima y a todo el conjunto.
  • Estimulas el sentido vestibular (gracias a los saltos)
  • Estimulas el equilibrio y activas ambos hemisferios de forma pareja, gracias a la alternancia de movimientos.
  • Trabajas la lateralidad, conciencia corporal y coordinación (en mayor o menor medida según los movimientos que hagas).

Letra y vídeo solo de la rima

Qué bien que estoy aquí

Que bien que estoy aquí.
Que bien que aquí estoy.
Tan fuertes son mis pies,
mis pies tan fuertes son,
que con gran fe y valor,
por este mundo voy.
Que bien que estoy aquí,
Que bien que aquí estoy.

Letra y movimientos: Tamara Chubarovsky


En esta sección de La rima del mes te presento rimas en las que combino los efectos del sonido, del ritmo, del movimiento y del contenido, para conseguir diferentes resultados.

Por ejemplo, ayudar a los niños a estar más centrados y atentos, más relajados o más activos, ayudarlos en el desarrollo de su lenguaje, de su motricidad y una larga lista de más aspectos que podemos trabajar mediante las Rimas con Movimiento®.

Las rima del mes solo están disponibles durante su mes; aprovecha estos días para aprenderla y practicarla con los niños. (De forma excepcional van a estar abiertas todo el 2020).

Si quieres recibir un email cada vez que salga una nueva rima suscríbete a mi lista de correos y te aviso: