La fiesta de Los farolitos es toda una tradición dentro del mundo Waldorf y tiene un hermoso significado.

https://youtu.be/yBX_Sis497g

De dónde surge esta tradición

En la pedagogía Waldorf se acompañan con distintas celebraciones los ciclos de la naturaleza, las estaciones del año así como las celebraciones tradicionales del entorno.

Así se entiende que, como la primera escuela Waldorf fue en Alemania, donde es tradición que el 11 de noviembre, día de San Martín, todos los niños salgan a pasear con sus farolitos, esta fiesta se celebre mucho.

Y de Alemania esta costumbre se trasladó a las escuelas Waldorf de otros países.

El significado

En esta época del año en el hemisferio norte la noche es cada vez más larga. La naturaleza descansa, los árboles se desprenden de sus hojas y envían su energía a las raíces, algunos animales hibernan y nosotros también pasamos más tiempo recogidos dentro de casa.

La fiesta del farolito en este momento simboliza el hacer brillar nuestra propia luz interior frente a esa oscuridad exterior.

El farol representa esa luz interior.

Adaptaciones

Quiero recalcar que Rudolf Steiner dio valor a celebrar lo popular y cercano a los niños, no tanto al hecho de tener que celebrar una otra fiesta.

Cada cual tiene libertad de ver con qué festividades de su entorno resuena o también tiene la posibilidad de celebrar solo lo relacionado con las estaciones del año.

Por eso podemos celebrar la fiesta del farolito, que es hermosa, en otro momento que coincida más con las tradiciones cercanas al niño.

Esta misma celebración de la luz frente a la oscuridad la podemos ver en diversas culturas en otra fecha. 

Por ejemplo, en Colombia salen a pasear con un farol la noche de las Velitas, el 7 de diciembre. Y la zona en la que vivo, también el 7 muchas localidades celebran fiestas en las que el fuego es el protagonista, con grandes hogueras.

Por eso también es buen momento para celebrar la fiesta del farolito.

Los farolitos en 2020

En muchas partes ahora mismo no es posible salir a pasear en grupo.

Así que una alternativa sería que empieces ahora con los niños a hacer esta manualidad y, cuando la tengáis terminada, encenderla, bien en el balcón o jardín. O también dentro de casa con las luces apagadas y entonces contar un cuento o cantar una canción alumbrados solo con la luz del farolito.

Igual en la escuela podríais preparar el farolito y que luego cada niño lo lleve a su casa y lo enciendan.

Justo este año, que parece que hay más oscuridad fuera que nunca, es importante recordar la luz que tenemos todos dentro.

Cómo hacer un farolito

Hay muchas maneras de hacer farolitos, aquí te explico una manera realmente sencilla.

En post anteriores te expliqué cómo pintar con acuarelas con los más pequeños. Estas creaciones sirven de base para armar el farol con el que salir de paseo todos juntos por la noche. 

¿Qué necesitas para el farol?

  • Una hoja grande pintada con acuarelas
  • Aceite
  • Una caja vacía de quesitos
  • Una vela de té
  • Grapadora o pegamentos
  • Alambre
  • Una rama o palo