+34 643793106

hola@tamarachubarovsky.com

Mi hijo tiene mala letra, ¿me preocupo?

La mala letra es algo que suele preocupar a familias y educadores. Es una queja recurrente. 

En niños de 4 o 5 años es completamente normal que no escriban bien. Porque sus pequeñas manos aún no tienen la suficiente fuerza ni destreza como para hacer letras bien formadas. 

Incluso muchas veces esta es la causa de la mala letra en niños mayores de 6 años. 

Pero… ¿debería preocuparnos? Más qué preocuparnos, debería ocuparnos. 

El problema real tras la mala letra 

Deberíamos ir a la raíz del asunto e intentar resolver las causas de esa mala letra, que suele ir acompañada de sobreesfuerzo al escribir. 

Si la mano está madura los niños podrán escribir de manera bella y, lo más importante, sin esfuerzo.

Por eso, en principio no debería preocuparnos que los niños escriban de manera desordenada y desprolija. Pero sí debería preocuparnos que la causa de esa mala letra sea que les hemos exigido escribir cuando aún no han desarrollado completamente sus habilidades manuales. 

Fortalecer antebrazo y muñeca

Si observas la muñeca de un niño de 4 y la de un niño de 7 podrás constatar que ya solo desde el punto de vista del crecimiento natural de los huesos la muñeca del niño mayor está mucho más preparada para escribir. 

Entre los 5 y 7 años se da un abrupto cambio madurativo en los huesos carpianos, que juegan un rol decisivo en el manejo del lápiz. 

Carla Hannaford señala que, además de tener en cuenta el desarrollo fisiológico, debemos ofrecer a los niños suficientes actividades donde puedan desarrollar y fortalecer los huesos de ambas manos y de los antebrazos. 

Tanto si tu hijo o alumno aún no ha comenzado a escribir, como si ya lo está haciendo, pero con esfuerzo y malos resultados, te recomiendo estas actividades para fortalecer y dar destreza a la mano. 

¿Qué actividades fortalecen el antebrazo y la muñeca? 

  • Andar a cuatro patas por el suelo, jugando a animalillos. 
  • Trepar árboles, rocas… (incluso los muebles de casa).
  • Subir por cuerdas y por escaleras (como las del tobogán). 
  • Levantar y manejar objetos de diferentes pesos y texturas (por ejemplo, troncos, piedras, menaje de la casa, ollas o sartenes….

La movilidad de la mano

Además de la fuerza, otro aspecto clave a la hora de escribir es la movilidad de la mano. 

Cuántas veces vemos a niños que escriben tensando todo el cuerpo, haciendo muecas con la boca, apretando con toca la mano, moviendo todo el brazo, incluso la espalda, para hacer una letra…

Para que escribir no sea una tortura, para que con menos esfuerzo el resultado sea más eficaz y bonito, es fundamental que la mano pueda moverse con independencia del resto del cuerpo, con flexibilidad y destreza. 

Actividades para mejorar la destreza de la mano.

  • Las Rimas con Movimiento®️, sobre todo aquellas que son juegos de dedos, entrenan la mano para la escritura de forma sorprendente, sin que los niños se den cuenta y con alegría.
  • El Dibujo de formas (como se lleva a cabo en las escuelas Waldorf), es una manera de trabajar la grafomotricidad lejos de conceptos mecanicistas, repetitivos y aburridos. Justo al contrario, permite una enorme dosis de creatividad. 

Y es que el desarrollo de la mano está íntimamente ligado con el del cerebro. 

“La vasta provisión de receptores nerviosos que se desarrollan no solo es esencial para sujetar, también es importante para la percepción consciente”

Kevin J. Connolly

Cuanta más actividad sensorial y motriz de las manos tenga un niño en su etapa de educación infantil, tanto más fácil le resultará aprender a escribir y tanto más bella será su letra. 

Así que si quieres que tu hijo o alumno tenga mejor letra no le obligues a repetir fichas y caligrafía de manera mecánica hasta que acabe detestando escribir.

En vez de eso, permítele jugar, trepar, gatear, dibujar y hacer juegos y Rimas con movimiento®️. 

Si quieres conocer un método de enseñar a leer y escribir que implica cuerpo, mente y emociones.

Y lograr que el proceso sea exitoso, alegre y fácil, ahora puedes inscribirte al curso Cómo enseñar lectoescritura con rimas y cuentos.

Inscripciones solo hasta el 17 de febrero.

Emails molones

Los martes, miércoles y domingos envío emails con inspiración sobre educación, crianza, lenguaje, problemas de aprendizaje, juego, pantallas… todo para cuidar la infancia. Más de 56.000 educadoras de todo el mundo ya reciben esta newsletter, ¿te unes?

 

(Y, de regalo, te envío la miniclase El ABC de las Rimas con movimiento®)

Comparte:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest

1 comentario en “Mi hijo tiene mala letra, ¿me preocupo?”

  1. Toda ayuda que impulse el desarrollo de nuestros hijo/as es buena y sí que debe verse como una preocupación. Pero claro, como en todo, hay tipos de preocupaciones concernientes a nuestros pequeños/as. La mala letra no la veríamos nosotros/as como una de las más complicadas de resolver, pero por supuesto que se debe tratar con cuidado. Ahora, con tanta tecnología, la escritura cada vez (lamentablemente) va quedando en desuso, pero una mala letra podría llevar a constantes fallos gramaticales, por lo que debemos trabajar para remediarlo.

Deja un comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero propiedad de Educación y Lenguaje, SL, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en hola@tamarachubarovsky.com *

Sácale juego al juego

Taller online
Con audio libro de regalo si te apuntas antes del 30 de junio.

Últimos artículos

Suscríbete a la newsletter

Y recibe emails molones con inspiración sobre educación, crianza, lenguaje, problemas de aprendizaje, juego, pantallas…

Buscador

Curso online - Cómo prevenir y resolver problemas del lenguaje

En él comparto contigo mi método de terapia, un método simple, divertido y sencillo de aplicar que consigue que los niños se lo tomen como un juego.

Las plazas para esta segunda edición estarán abiertas solo hasta el 7 de octubre, ¡te espero dentro!

Otro artículos que puede que te interesen:

Taller on-line

Sácale juego al juego