El pollito es una de mis rimas más antiguas, la creé en 1993. Su primera versión fue la de motricidad gruesa, es decir con movimientos coordinados de todo el cuerpo y la hice para enseñar la P y, a la vez, trabajar el equilibrio. 

Más adelante surgió la versión de motricidad fina, es decir, con movimientos de dedos, que es la versión más conocida. 

Es un buen ejemplo para que veas como en una Rima con movimiento®️, la dificultad no está la marca el texto, sino el movimiento. 

Y también es perfecta para ver la diferencia entre el trabajo en la motricidad fina (dedos) o gruesa (todo el cuerpo). 

Dale al play y te la explico con detalle.

Y si prefieres leer aquí te lo explico:

Versión de manos

Los movimientos pequeños y precisos de los dedos inciden directamente en la articulación de las palabras, en el lenguaje. 

Con estos movimientos modelamos los órganos fonadores, la lengua y en especial los labios. 

Los movimientos que hacemos en la boca al hablar son movimientos de motricidad fina, precisa y exacta, y los favorecemos a través de movimientos precisos y exactos de los dedos. 

Por eso todas las Rima con movimiento®️ que tienen estas características son excelentes para el desarrollo del lenguaje. 

¿Para qué sirve?

En El pollito puedes percibir claramente cómo el movimiento de pinza favorece la articulación de la P. Y como decir este fonema tonifica los labios y facilita el sellado labial, lo que a su vez favorece la respiración y la concentración. 

  • Movimiento de pinza
  • Articulación de la P
  • Articulación en general
  • Sellado labial
  • Respiración nasal
  • Concentración

¿Cuándo usarla?

  • En primavera, por la imagen del pollito.
  • Antes de las comidas, para activar lengua y labios. Y como rutina diaria que prepara para ese momento.
  • Como mimo y gracia

Que debes tener en cuenta: 

Bebés

  • Puedes hacerla a bebés, para que simplemente la miren y disfruten. 
  • Ya por neurona espejo y resonancia irán  activando sus labios. 
  • Puedes hacerla en la palma de tu mano, o en su palma, para que sientan el ritmo en su piel. 

A partir de los 2 años

  • A partir de los 2 años o incluso antes, es posible que comiencen a imitarte. 
  • Es normal que la hagan con las dos manos a la vez.
  • Sea como sea, lo más importante es que no corrijas. 
  • Hazla con una mano y también con la otra, diciendo que vino otro pollito…

Versión de pie

Durante muchos años la utilicé tanto para enseñar la P, como para diagnosticar y reforzar el equilibrio. 

Cuando intentes hacerla, verás que esta versión requiere mucho equilibrio y es difícil hasta para algunos adultos.

Para qué sirve: 

  • Para la imagen de la letra P
  • Equilibrio/ Sentido vestibular
  • Coordinación

Que debes tener en cuenta: 

No les corrijas. No pretendas enseñarles sino aprender de ellos. 

Cuando veas cómo la hacen recibirás mucha información sobre cómo tienen los niños: 

  • la madurez del sistema vestibular
  • la integración de la línea media horizontal
  • la coordinación de todo el cuerpo

Niños entre 3 y 5 años

Los niños imitan según sus posibilidades. Permíteles imitar a su manera y que cada cual tome lo que necesite de la rima. 

Los menores de 6 años es muy normal que la hagan de forma caótica, que se desplacen mientras saltan y que lo hagan de manera desordenada y sin ritmo. 

Es completamente normal a esta edad. 

Y tienes dos posibilidades: hacer solo la versión de dedos, o hace esta versión rindiéndote a que saldrá lo que dios quiera. 

Niños de 6 años en adelante

A esta edad ya deberían ser capaces de hacerla bien, aunque tampoco es raro que les cueste hacerla de primeras. 

Incluso hay niños de 8 años que siguen presentando dificultades con el equilibrio y la línea media. 

Ten paciencia, no corrijas. Sigue haciéndola, esforzándote en ser un buen ejemplo y en hacerla tú de forma impecable. 

 El Pollito
 Un pollito pequeñito
 pía, pía y pía.
 Salta con una patita sola
 pica con el pico palomitas. 

En esta sección de La rima del mes te presento con detalle una de mis Rimas con movimiento®. En ellas combino los efectos del sonido, del ritmo, del movimiento y del contenido para conseguir diferentes resultados.

Por ejemplo, ayudar a los niños a estar más centrados y atentos, más relajados o más activos, ayudarlos en el desarrollo de su lenguaje, de su motricidad y una larga lista de más aspectos que podemos trabajar mediante las Rimas con Movimiento®.

Las rima del mes solo están disponibles durante su mes; aprovecha estos días para aprenderla y practicarla con los niños.

Si quieres recibir un email cada vez que salga una nueva rima suscríbete a mi lista de correos y te aviso: